Aumenta la preocupación en la provincia de Salamanca por la detección de un olivo afectado de Xylella fastidiosa en Madrid

El presidente de ASAJA, Pedro Barato, tras reconocer y valorar la actuación de la Administración en el control y detección de la bacteria de la Xylella fastidiosa, ha pedido que no se repare en medios para avanzar en la búsqueda de una solución a la  enfermedad que afecta a  los cultivos leñosos.

Aumenta la preocupación en la provincia de Salamanca por la detección de un olivo afectado de Xylella en Madrid, caso confirmado por el Ministerio de Agricultura y la Consejería madrileña; lo que desmontaría la teoría de que la bacteria no prolifera en climas fríos. Se insiste en extremar las medidas fitosanitarias en viveros y que que se contemplen las indemnizaciones.

En este sentido, Pedro Barato ha valorado los esfuerzos que tanto el sector productor como las distintas administraciones están realizando para prevenir la expansión de la Xylella fastidiosa en el territorio y se ha felicitado por la “efectividad de los protocolos activados que están permitiendo la rápida detección de nuevos focos”.

El presidente de ASAJA también ha reclamado que se coordinen las actuaciones entre las diferentes administraciones y los representantes de los productores, es decir, las organizaciones agrarias y se mantengan los controles en todas las zonas productoras.

“Necesitamos que no se repare en medios para avanzar en la investigación en pro de una solución para la Xylella fastidiosa”, ha reclamado Barato que, además de la presidencia de ASAJA, ostenta también la de la Interprofesional del Aceite de Oliva de España y ha anunciado que esta última organización va a colaborar este mismo año en la investigación de seis líneas de trabajo en la que participan de forma coordinada 13 centros españoles para investigar y prevenir la expansión de la bacteria.

Tras recordar que este grave problema que ahora afecta a la Comunidad de Madrid y ya fue detectado en 2011 en California y en 2013 en Italia, Barato ha apostado por un control mucho más activo de la entrada de material vegetal importado porque “o se utiliza la prevención o al final podemos tener otro tipo de situaciones complicadas”, en alusión al peligro que representa la expansión de la bacteria.

Por último, el presidente de ASAJA ha instado a aprovechar esta desgracia que ahora nos afecta para convertirnos en líderes mundiales, como ya somos en la producción de aceite de oliva, también en la lucha contra esta enfermedad que afecta al olivar español, así como a buena parte de los cultivos leñosos.

Cabe recordar que la enfermedad se detectó en 2013 en Italia y el Gobierno español aprobó en junio de 2015 el Plan de Contingencia elaborado por el Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente (MAPAMA) junto con la Comunidades. No obstante, afectó a olivos, almendros y viñas de las Islas Baleares en 2016 y, en junio de 2017, se localizó la enfermedad en almendros de Alicante. La Xylella  se transmite a través de insectos y no siempre mata al árbol pero sí lo debilita.

Compartir