Ante la situación de lluvias que ha impedido hasta ahora la siembra de buena parte de la remolacha AIMCRA recomienda:

LABORES: no se precipite, realice las labores en buenas condiciones. Es mejor retrasar unos días la siembra que realizar labores con excesiva humedad.

SIEMBRA: siembre a la distancia recomendada, 14 a 16 cm entre semillas y 1 a 2 cm de profundidad.

VARIEDADES: utilice una variedad recomendada y protegida con insecticida. En caso de parcelas con antecedentes de pudriciones por rhizoctonia, valore la utilización de variedades recomendadas tolerantes a rhizoctonia.

HERBICIDAS: realice la aplicación de preemergencia inmediatamente después de sembrar y no se descuide con las aplicaciones de postemergencia, es previsible que por estar en fechas más avanzadas, el calor acelere el desarrollo de las malas hierbas, haciéndose necesario acortar el intervalo entre aplicaciones.

RIEGO: mantenga la humedad superficial del suelo para facilitar el nacimiento y mejorar la acción de los herbicidas. Para evitar que el suelo se apriete y cree corteza, deberá dar riegos de nascencia, cortos pero diarios.

No se precipite, estamos a tiempo de conseguir una gran cosecha de remolacha, y además este año el riego está asegurado.

Si usted ha sembrado antes de las lluvias y ha tenido problemas de nascencia por el mal tiempo y las heladas AIMCRA recomienda:

No se precipite a resembrar. Con 45.000 a 50.000 plantas/ha bien distribuidas NO DEBE RESEMBRAR. Si las plantitas están dañadas y tiene dudas sobre su evolución, de les una semana de plazo, cuéntelas, márquelas y al cabo de 7 días tome la decisión.

Para valorar la nascencia hágalo en al menos 10 puntos de la parcela, en cada punto cuente las plantas de 10 metros lineales y multiplique por 2.000 (25 plantas en 10 metros equivalen a 25 x 2.000 = 50.000 plantas/ha). Si se decide usted a resembrar, vuelva a aplicar los herbicidas de preemergencia y continúe como en una siembra normal.

Más info AIMCRA

Compartir