El presidente de ASAJA Palencia ha denunciado el acoso que sufre el sector durante el acto del balance agrario anual. Meneses denunció la injusta criminalización de agricultores y ganaderos, a quienes se responsabiliza del cambio climático sin motivo, y pidió a los políticos que defiendan la agricultura y la ganadería ya que es la única actividad que lucha contra la España vaciada. En este sentido anunció que ASAJA va a llevar a cabo movilizaciones frente a la campaña de desprestigio que padece el sector, así como una conferencia que tendrá lugar en febrero a cargo de J.M. Mulet, reputado bioquímico y experto en medio ambiente y clima, además de defensor del sector agrario.

Sobre el balance agrario, Honorato Meneses lo resumió con dos conceptos: sequía y plaga de topillos. Y es que la sequía ha maltratado a todos los sectores, desde los cereales hasta las oleaginosas, aunque «el gran damnificado» ha sido el sector forrajes, sobre todo la alfalfa, llegando a registrarse cosecha cero en algunas zonas, y lo que es peor, sin amparo de un seguro que volvió a reivindicar para un sector que viene creciendo en la provincia en los últimos años. Además lamentó que los precios de los productos agrícolas siguen siendo bajos, en algunos casos, como el del girasol, como consecuencia de la presión de los monopolios.

Pero si hay un sector sumergido en una crisis de rentabilidad por los bajos precios, ese es el ganadero, según denunció el presidente provincial de ASAJA. «Ha bajado el censo, el número de ganaderos y la producción en el caso del ovino, por los bajos precios de la leche y los lechazos» señaló Meneses, y animó a consumir estos productos en estas fechas por su gran calidad. También el vacuno de carne sufre, según explicó, una situación grave por la bajada del precio de la carne y los reiterados ataques del lobo, uno cada tres días en nuestra provincia. «Es importante que apoyemos el sector ganadero de extensivo. Si desaparece se pondrá el riesgo un sistema sostenible que previene incendios y mantiene el medio natural».

Por otra parte, destacó el papel fundamental que viene desempeñando en estos años el seguro agrario, una herramienta fundamental. En este sentido alabó el trabajo que Agroseguro está desarrollando en las últimas campañas que le ha obligado a gestionar una enorme cantidad de siniestros y a afrontar pagos con agilidad.

La guerra comercial abierta por EEUU que perjudica a nuestro sector llevó a Meneses a solicitar que siguiendo el ejemplo del sector de los fertilizantes, se declare al agroganadero «sector sensible».

En cuanto al «pacto verde» recién aprobado, el presidente provincial de ASAJA lamentó la tendencia a reducir fitosanitarios y la campaña contra el glifosato. «Cuando se prohíba en lugar de conseguir menos contaminación, ésta se multiplicará, porque nos obligará a sacar más el tractor», anunció.

El problema de los topillos protagonizó buena parte de su discurso. «Además de un problema para el sector agrario, sufrimos las consecuencias de un problema de salud pública, ya que cada día crece el número de casos de tularemia. ASAJA lo denunció en enero, pero se nos tildó de alarmistas, cuando el tiempo, tristemente, nos ha dado la razón», dijo, y se preguntó por qué la administración no ha actuado antes en la limpieza de cunetas.

Por último Meneses trasladó el temor del sector por la falta de gobierno en España y sus consecuencias por la ausencia del ministro en la negociación de la PAC en Bruselas, en un momento muy importante para la política agraria europea. Otros asuntos que peligran son aquellos proyectos, dijo, que están pendientes de avanzar y que se encuentran parados por falta de presupuestos, como la modernización de regadíos en Palencia.

El presidente regional de ASAJA, Donaciano Dujo, participó también en el acto del balance agrario anual, que reúne cada año a las bases de la organización agraria, representantes de las sectoriales, junta provincial,trabajadores, cooperativas, almacenistas, empresarios, Agroseguro, medios de comunicación y representantes institucionales.

El acto se cerró con el homenaje a Pedro Medina, director general de la PAC desde 2003,  por su apoyo a los agricultores y su trayectoria profesional. Este palentino natural de Cevico de la Torre, recibió la máxima distinción de ASAJA, el arado de plata con el que la organización ha querido reconocer su labor y agradecer sus esfuerzos en favor del sector.

Compartir