Cualquier medida que evite una mayor producción de uva debe ser adoptada de manera urgente por el Consejo Regulador

Entre las diferentes medidas a adoptar que desde ASAJA se han propuesto al Consejo Regulador de la D.O.  Rueda, ASAJA VALLADOLID considera que la prohibición del riego debe ser una de las medidas necesarias para el control o limitación de las producciones en la Denominación de Origen Rueda.

El pliego de Condiciones técnicas de la D.O. Rueda establece que la precipitación media anual es de 400 a 430 mm. En el momento actual y contabilizados desde el mes de octubre, la pluviometría media en la DO Rueda se encuentra entre 500 y 600 mm, muy superior a la media, quedando todavía varios meses de ciclo. Las importantes lluvias de los últimos meses hacen prever una abundante cosecha de uva, en un momento crítico en el sector del vino en la DO Rueda.

Es por ello, que ASAJA VALLADOLID considera plenamente justificado la limitación y prohibición del riego del viñedo en la Campaña 2020. El Reglamento de la D.O. Rueda da la capacidad legal al Consejo Regulador en su artículo nº 12 para establecer para cada campaña la forma, condiciones y control del riego del viñedo.

Las importantes lluvias de los últimos meses hacen prever una abundante cosecha de uva, en un difícil momento del sector ante la desmedida entrada en producción de nuevos viñedos, así como los problemas de comercialización generados por la caída de ventas ante la pandemia del COVID-19, por lo que cualquier medida que evite una mayor producción de uva debe ser adoptada de manera urgente por el Consejo Regulador, y muy especialmente la PROHIBICION DEL RIEGO en un año de alta pluviometría. Hasta le fecha el Consejo Regulador no se ha reunido y no ha adoptado medidas de control o limitación en este sentido.

ASAJA VALLADOLID muestra su especial preocupación por el difícil escenario de la campaña de vendimia 2020 y la dificultad para la entrega de las uvas de los viticultores de la DO RUEDA.

Compartir