ASAJA VALLADOLID lideró las protestas en la provincia donde se entregó una tabla reivindicativa al delegado del Gobierno en Valladolid para la defensa del sector

Agricultores de toda la provincia convocados conjuntamente por ASAJA, COAG y UPA se concentraron ante la Delegación del Gobierno en Castilla y León en Valladolid. El campo Vallisoletano abrió las movilizaciones en Castilla y León que después se sucedieron en el resto de provincias los días siguientes.

En un clima generalizado de hartazgo generalizado y también de esperanza, agricultores y ganaderos, acudieron “En defensa de su futuro” para reclamar soluciones a una situación que les ha llevado al límite.

Los agricultores no pueden más con unos bajos precios en origen que afectan cada vez a más cultivos y unos costes producción disparados.  La renta agraria ha caído un 9% y a esto debemos añadir las dificultades para exportar (aranceles americanos, el Brexit, el veto ruso…) y el temido recorte de las ayudas comunitarias que planean desde Bruselas. «Seguimos teniendo precios en algunos sectores de hace casi 40 años y por ello nuestras explotaciones no son rentables», explicó Juan Ramón Alonso, presidente de ASAJA Valladolid.

La situación de hartazgo es general y en este contexto desde ASAJA VALLADOLID se reclamó “medidas de apoyo que vengan a paliar los graves perjuicios que estamos sufriendo”. “Nos preocupan los desequilibrios que aún persisten entre los distintos eslabones de la cadena en la conformación de los precios y la falta de rentabilidad”.

El presidente de ASAJA Valladolid, Juna Ramón Alonso, entregó una tabla reivindicativa al subdelegado del Gobierno en Valladolid, Emilio Álvarez Villazán, que escuchó las demandas del campo de Valladolid y prometió darles traslado al Gobierno central.

Además de unos precios justos, Alonso recalcó, que “hay que dejar de criminalizar al campo por el cambio climático”, ya que agricultores y ganaderos no son el problema sino “la solución”.

El máximo responsable de ASAJA Valladolid pidió un campo verde y limpio “pero libre de enfermedades y plagas” que puedan poner en peligro la salud de todos y de cultivos que fijan población, riqueza y prosperidad. Alonso solicitó también, unos cauces de los ríos y arroyos limpios y bien conservados. “Demandamos una administración responsable que vea a los agricultores como colaboradores no como personas a las que sancionar”.

Tras esta concentración y el resto de las sucedidas tanto en Castilla León como en España, muchos agricultores y ganaderos ya reclaman una gran manifestación en Madrid.

 

 

Compartir