Protesta de ASAJA mañana jueves en Valladolid, frente a la Feria Alimentaria, por los vergonzosos precios pagados esta campaña a los productores

50
KILOS DE PATATAS POR UN EURO

 

Protesta
de ASAJA mañana jueves en Valladolid, frente a la Feria Alimentaria, por los
vergonzosos

precios
pagados esta campaña a los productores

La
Asociación Agraria Jóvenes Agricultores ASAJA de Castilla y León "venderá"
mañana jueves en Valladolid dos sacos de patatas, de 25 kilos cada uno, a 1
euro,
el irrisorio precio que están recibiendo los cultivadores esta
campaña por la venta de su producto. La peculiar venta será a las 11,30 horas
frente a la Feria de Muestras de la capital pucelana.

En
total se repartirán cerca de 10.000 kilos de patatas, una pequeña muestra de
los cerca de 150.000 toneladas (el 15 por ciento de la cosecha) que aún quedan
en los almacenes de los agricultores. Un dato significativo es que en alrededor
de 500 hectáreas de la región han quedado sin sacarse las patatas. Según las
estimaciones de ASAJA, esta campaña el sector sufrirá unas pérdidas cercanas
a los 24 millones de euros (unos 4.000 millones de pesetas), pérdidas muy
elevadas, ya que se suman a los irrisorios precios pagados los elevados costes
de producción que exige este cultivo.

Esta
producción, después del esfuerzo de toda una campaña y de los costes que ha
acarreado, no reportará beneficio alguno: al contrario, generará unas
pérdidas muy importantes al agricultor, ya que posiblemente acabará
pudriéndose y habrá que encontrar el modo de deshacerse de ella, como alimento
para ganado o incluso, en último término, tirándola al vertedero. Para
evitarlo en lo posible, ASAJA ya ha entregado cerca de 30.000 kilogramos a los
Bancos de Alimentos de provincias como Valladolid o Salamanca.

Con el
acto de mañana ASAJA pretende informar al consumidor del ridículo precio que
perciben los cultivadores y del enorme margen comercial que grava al producto.
Además, la OPA quiere dar a conocer sus reivindicaciones para superar
definitivamente la crisis de precios que, con carácter cíclico, afecta al
sector. Son:

 

  • Que
    el mercado de la patata esté sujeto a una política agrícola común, como
    ocurre en otros cultivos (creación de una Organización Común de Mercado).

  • Que
    se establezcan relaciones interprofesionales entre el sector producto y los
    almacenistas y transformadores para establecer la superficie de siembra y
    precio de la mercancía.

  • Que
    las administraciones den una solución al problema actual retirando del
    mercado la producción excedentaria, ayudando al cultivador con los costes
    de producción.

  • Control
    de los abusivos márgenes de los almacenistas, y especialmente los de las
    grandes superficies donde compra el consumidor final.

  • Que
    se dé a los cultivadores de patata un tratamiento fiscal justo,
    estableciendo módulo cero para el ejercicio fiscal de 2002, y trato similar
    para los acogidos al régimen de estimación directa. Además, exención de
    las cuotas de la Seguridad Social.

  • Que
    se acometa desde las administraciones una campaña agresiva de fomento del
    consumo de patatas.

  • Que
    la línea de seguros de "Ingresos de patatas" se universalice y
    adapte a las necesidades del sector, y que esté lo suficientemente
    subvencionada para que sea asequible para el productor.

 

Las
variedades producidas en León han sido las que pero se han comercializado en
esta campaña 2002/03, con precios inferiores en todo momento a los 3 céntimos
de euro el kilo. Cuando finalice la campaña en las próximas semanas, los 600
cultivadores profesionales leoneses del sector de la patata habrán perdido unos
10,2 millones de euros (1.700 millones de pesetas).

León,
12 de marzo de 2003

Compartir