AHORA YA SOBRAN FUNCIONARIOS (O ESO PARECE)

41

Cuando Extensión Agraria era un cuerpo de funcionarios comprometidos con la causa, la formación a los agricultores y ganaderos la impartían estos profesionales a los que nunca se les negó su preparación técnica.

AHORA YA SOBRAN FUNCIONARIOS (O ESO PARECE)

Cuando Extensión Agraria era un cuerpo de funcionarios comprometidos con la causa, la formación a los agricultores y ganaderos la impartían estos profesionales a los que nunca se les negó su preparación técnica. Llegó un momento que los funcionarios se negaron a ser profesores y que tenían todas las dificultades para impartir los cursos, sobre todo porque se daban en horario laboral, cuando el agricultor y ganadero está ocupado en sus tareas diarias. Por esta razón, la Junta derivó la formación profesional a la competencia de las organizaciones profesionales agrarias lo que personalmente creo que ha sido un acierto desde el punto de vista que se mire.

Los funcionarios dejaron por razones diversas de tramitar las ayudas a los agricultores y ganaderos, y la Junta se lo ha pasado a las organizaciones agrarias y a las entidades financieras. Dejaron de hacer el saneamiento ganadero, y se lo pasaron a veterinarios contratados, y ahora a una empresa externa. Dejaron de hacer concentraciones parcelarias, y se lo pasaron al ITA, que a su vez lo subcontrata con empresas de consultoría externa. Dejaron de hacer la vacunación oficial, y lo han derivado a las ADS o veterinarios que ejercen libremente la profesión. Han derivado trabajos de control de las ayudas de la PAC que han contratado con empresas privadas o públicas como es el caso de Tragsatec. Y si sigo estrujándome la cabeza, encuentro más funciones que se han ido delegando con el pretexto de que no hay funcionarios suficientes o con el pretexto de que el estatuto del funcionario público es incompatible con ciertos trabajos, sobre todo de campo, que no saben ni entienden de horarios. En definitiva, que hay una serie de «castañas» que es mejor derivar hacia la empresa privada.

No estaba yo por la labor de criticar esto, que ya lo veía venir cuando negociábamos a principios de los 90 con Pedro Llorente la reestructuración de los servicios veterinarios. Pero es que hace unos días, la Junta ha enviado una circular a sus oficinas periféricas ofreciendo a los ganaderos darles los cursos de formación, con sus funcionarios, que en este caso estaba dando ASAJA. Y yo me pregunto: ¿ Tienen tiempo sobrado los funcionarios cuando retrasan meses las inspecciones de la PAC, cuando no comunican los derechos de pago único, cuando retrasan todos los pagos, cuando no aprueban los expedientes de mejora de explotaciones y así un largo etcétera?. ¿No será otra pifia de los responsables de dos direcciones generales de la consejería de Agricultura que tienen enfiladas a las organizaciones agrarias desde que tomaron posesión de sus cargos?. Me suena a muy mala leche, y con tanta mala leche no se puede aspirar al cargo de Consejero/a.

J.A. Turrado.

Compartir