No se entiende que ahora se subvencione desde la Consejería a la Cámaras de Comercio cuando se retiró todo el apoyo a las Cámaras Agrarias
La organización agraria ASAJA de Castilla y León ha recibido con “asombro y perplejidad” la noticia de que hoy el Consejo de Gobierno de la Junta de Castilla y León haya aprobado, con presupuesto de la Consejería de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural, una ayuda a las Cámaras de Comercio por importe de 30.000 euros, y que lo haya hecho después de retirar todo tipo de apoyos a las Cámaras Agrarias, lo que las ha asfixiado económicamente, viéndose obligadas a cerrar la mayoría de ellas.
ASAJA quiere transmitir al presidente de la Junta, Alfonso Fernández Mañueco, que no dejará pasar por alto medidas de este tipo, que no tienen otro fin que el de pagar favores o comprar voluntades; y en todo caso, si los tiene y cree que debe de saldarlos, que no lo haga con el dinero de una consejería, la de Agricultura, cuyo presupuesto debe de ir destinado al sector agropecuario de Castilla y León.
Con la política que está llevando a cabo la Junta, de promocionar las Cámaras de Comercio y enterrar las Cámaras de Agricultura, se pone de manifiesto cuáles son las prioridades del Gobierno actual: favorecer todavía más al mundo de la empresa y olvidarse y apartar a un lado al sector primario. También, ASAJA lamenta que el consejero de Agricultura, Jesús Julio Carnero, tenga tantas “tragaderas” como para permitir esto, como las tuvo en la todavía reciente polémica de nombramientos en el ITACYL.
Compartir