A fecha 30 de noviembre el número de autónomos dedicados a la agricultura y la ganadería en la provincia de León, dados de alta en la Seguridad Social en los dos regímenes posibles ­–RETA y SETA-, ascendía a 7.791, lo que representa una caída del 2,8% respecto a los 8.017 de doce meses antes.

ASAJA CONSTATA LA MENOR CAÍDA DEL NÚMERO DE AGRICULTORES AUTÓNOMOS, EN LA PROVINCIA DE LEON,  DE LAS ÚLTIMAS DÉCADAS
 
A fecha 30 de noviembre el número de autónomos dedicados a la agricultura y la ganadería en la provincia de León, dados de alta en la Seguridad Social en los dos regímenes posibles ­–RETA y SETA-, ascendía a 7.791, lo que representa una caída del  2,8% respecto a los 8.017 de doce meses antes. Esta cifra, siendo todavía importante y superior al 1,63% que cayó el número de autónomos de todos los sectores en la provincia de León al pasar de 39.675 a 39.025 en el mismo periodo de tiempo, es una cifra optimista ya que siempre la sangría de ocupados en el campo ha sido mayor, pues en 2011 se redujo el 3,68%, el 4,24% en 2010, y si se miran años atrás eran normales porcentajes del 6%. Esta nueva situación responde a las dificultades laborales y de generación de empleo que atraviesa la provincia, lo que hace que los hijos de agricultores decidan incorporarse al campo y que se incorporen también como cotizantes a la Seguridad Social quienes compatibilizaban la agricultura con otro trabajo que ahora han perdido. Contribuye también a mejorar los resultados una mayor incorporación de la mujer como cotizante a la Seguridad Social debido a los incentivos que desde el punto de vista legislativo se han introducido en los últimos años.
 
Respecto a los asalariados del campo – que se computan conjuntamente con el sector forestal-, el 30 de noviembre había registrados 524 trabadores en el Régimen General y 988 en el Régimen General Sistema Especial Agrario, por tanto un total de 1.512, lo que supone una caída del 15,67% respecto a doce meses antes. Este porcentaje de caída de salariados en el campo es de más del doble que el año anterior que fue del 7,5%, pero se ha de tener en cuenta que la caída en el número de asalariados en el Régimen General en la provincia de León, para el mismo periodo, fue del 9,14% al pasar de 117.720 a 106.950 cotizantes. Esta caída en el número de asalariados del campo se justifica, en opinión de ASAJA, por el menor número de ocupados en labores forestales y por la reducción en el empleo asalariado en las explotaciones lecheras debido a la crisis que están atravesando.
 
Teniendo en cuenta las cotizaciones a la Seguridad Social, el sector agroganadero y forestal da ocupación como actividad principal o exclusiva a 9.303 trabajadores – autónomos y asalariados-  quedando fuera de este cómputo quienes ejercen la agricultura como actividad secundaria o como complemento a la jubilación y no cotizan por estas rentas al sistema público de pensiones. Los asalariado representan el 16,2% y los autónomos el 83,74% sobre el total de trabajadores del campo.
 
Los extranjeros, en número de 645, representan el 42,6% del total de asalariados del campo –porcentaje inferior a años anteriores-. Respecto a los autónomos, el número de extranjeros es testimonial. Por sexos, en los asalariados agrarios las mujeres representan el 23,78% mientras que dentro de los autónomos agrarios el sexo femenino alcanza el 38,69 por ciento. En el conjunto de trabajadores y trabajadoras de la provincia de León, autónomos y asalariados, dados de alta en la Seguridad Social, las mujeres representan el 47,17%.
 
Sobre el total de cotizantes en la provincia de León a fecha 30 de noviembre, que ascendían a 152.025, el sector agrario con 9.303 representa el 6,12%.
 
León, 27 de diciembre de 2012
Compartir