La organización agraria ASAJA de León ha presentando alegaciones al Programa de Desarrollo Rural en lo que atañe a las ayudas a zonas de montaña y zonas desfavorecidas ya que entiende que con los criterios establecidos, que son los que se han utilizado en el periodo anterior, la provincia de León sale muy perjudicada respecto al resto de la región

ASAJA DE LEON MOVILIZARÁ A LOS AGRICULTORES SI NO SE CAMBIAN LOS CRITERIOS EN LAS AYUDAS A ZONAS DESFAVORECIDAS

La organización agraria ASAJA de León ha presentando alegaciones al Programa de Desarrollo Rural en lo que atañe a las ayudas a zonas de montaña y zonas desfavorecidas ya que entiende que con los criterios establecidos, que son los que se han utilizado en el periodo anterior, la provincia de León sale muy perjudicada respecto al resto de la región. Si la Junta no atiende las alegaciones presentadas por ASAJA se convocará una manifestación de carácter provincial y se mantendrán medidas de presión de forma permanente hasta conseguir el objetivo de un reparto más justo de estos fondos.

Estas ayudas, según las tiene diseñadas la consejería de Agricultura, marginan por razones distintas tanto a las zonas de montaña como a la agricultura de regadío y por tanto a la mayor parte del territorio de toda la provincia. Además, intencionadamente el Gobierno regional hace trampa, pues aunque establece una ayuda mayor por unidad de cultivo en las zonas de montaña, después esa discriminación positiva no es tal al establecer un tope por explotación y cobrar por tanto igual un ganadero de la zona de montaña que un agricultor cerealista de Tierra de Campos. Se aplica así una burda fórmula para burlar el espíritu y el texto de la normativa europea que trata de primar en esta línea de ayudas a las zonas que tienen dificultades especiales para producir, particularmente las zonas de agricultura de montaña.

Otro agravio de la Junta con la agricultura leonesa es la práctica exclusión de la agricultura de regadío de estas ayudas, pues la limita a 300 euros por explotación cuando el resto de agricultores pueden llegar a los 2.500 euros. El disparate llega a extremos tales que bajo el epígrafe de «compensación por zona desfavorecida» un agricultor de Páramo leonés cobra unos 300 euros al año frente a un cerealista de otras provincias que a partir de 75 hectáreas de secano en zona altamente productiva percibe 2.500 euros. ASAJA de León pide que a estos efectos se considere una hectárea de regadío como tres de secano.

ASAJA hace también un llamamiento a la Junta para que no excluya de estas ayudas a los agricultores miembros de sociedades mercantiles, figuras jurídicas que se están extendiendo de forma considerable en el sector. Ahora sólo perciben estas ayudas los agricultores individuales y los que son miembros de cooperativas y sociedades agrarias de transformación. No parece razonable que una ayuda se cobre o no dependiendo de la figura jurídica que ampare la explotación del solicitante.

Los datos oficiales son reveladores. Antes de resolverse las ayudas con la normativa actual la provincia de León recibía el 16% de las ayudas a zonas de montaña y desfavorecidas de toda la región, mientras que en la actualidad dicho porcentaje ha descendido al 9,6 por ciento. El trato que se da a la agricultura de montaña y a la agricultura de regadío hace que el importe de ayuda por beneficiario sea el más bajo de la región con 1.087 euros de media, frente a los 1.584 de media regional o los 2.181 de las explotaciones de Soria.

León, 18 de abril de 2007

Compartir