La organización agraria ASAJA le pidió por carta la pasada semana al subdelegado del Gobierno en León, Juan Carlos Suárez Quiñones, que se intensifique la vigilancia por parte de la Guardia Civil para evitar el robo de castañas, así como posibles incidentes que pueden producirse entre los propietarios de los castaños y bandas organizadas que están apareciendo en algunos pueblos y que recogen castañas sin autorización para ello, tratándose por lo tanto de un hurto.

ASAJA DENUNCIA QUE BANDAS ORGANIZADAS SE DEDICAN AL HURTO DE CASTAÑAS EN EL BIERZO 

La organización agraria ASAJA le pidió por carta la pasada semana al subdelegado del Gobierno en León, Juan Carlos Suárez Quiñones, que se intensifique la vigilancia por parte de la Guardia Civil para evitar el robo de castañas, así como posibles incidentes que pueden producirse entre los propietarios de los castaños y bandas organizadas que están apareciendo en algunos pueblos y que recogen  castañas sin autorización para ello, tratándose por lo tanto de un hurto. Varios propietarios han manifestado su temor por posibles incidentes ya que estas bandas se enfrentan a ellos con una actitud violenta, amedrentando a unos agricultores que por lo general son personas de elevada edad y por tanto más indefensas. 

ASAJA considera que el Estado tiene medios para garantizar el derecho de propiedad y evitar robos y hurtos, por lo que le exige al Subdelegado que ponga en alerta a los equipos Roca y a todos los efectivos de la Guardia Civil en la comarca. La organización agraria es partidaria de que se controlen los puntos de venta, tanto en León como en las provincias gallegas limítrofes, y que se exija acreditar el origen del producto tanto a compradores como a vendedores. Esta medida, de vigilancia en los centros de recepción,  ha dado éxito en el caso de robos en el campo que tienen como destino las chatarrerías. 

Los robos en el campo es un problema todavía no solucionado, a pesar del esfuerzo que se viene haciendo por parte de la Guardia Civil. ASAJA considera que hacen falta más efectivos que destinen más tiempo a la vigilancia en el campo, y hace falta que se apruebe la reforma del Código Penal, todavía en un cansino trámite parlamentario, para que se modifique la consideración de algunas delitos y se penalice la reincidencia, en definitiva, para evitar que se les detenga por la mañana y que por la tarde vuelvan a cometer el mismo delito. 

Ponferrada, 14 de octubre de 2014

  

Compartir