Ante la reunión convocada esta tarde en la Consejería de Agricultura para desbloquear la situación actual que impide constituir la Interprofesional de la Patata en la comunidad autónoma, ASAJA pide generosidad a todas las partes para que prevalezca el objetivo final, poner en marcha un órgano esencial para regular un mercado tan inestable como es el de la patata

ASAJA, DISPUESTA A PERDER PARTE DE LOS PUESTOS QUE LE CORRESPONDEN PARA QUE HAYA UN ACUERDO SOBRE LA INTERPROFESIONAL DE LA PATATA

“Todas las partes debemos comprometernos para poner en valor un cultivo de importancia cuantitativa y cualitativa en Castilla y León”

Ante la reunión convocada esta tarde en la Consejería de Agricultura para desbloquear la situación actual que impide constituir la Interprofesional de la Patata en la comunidad autónoma, ASAJA pide generosidad a todas las partes para que prevalezca el objetivo final, poner en marcha un órgano esencial para regular un mercado tan inestable como es el de la patata.“Todas las partes debemos comprometernos para poner en valor un cultivo de importancia cuantitativa y cualitativa en Castilla y León, principal zona productora de España, muy competitiva por sus buenos rendimientos y calidad, y además con la ventaja de que por nuestro clima podemos cubrir el mercado en periodos del año donde no hay oferta en otras zonas de Europa”.

ASAJA subraya que “si todos estamos de acuerdo en la necesidad de la interprofesional, todas las organizaciones debemos dirigirnos de forma conjunta a los productores, para que los cultivadores confíen en la fortaleza de la iniciativa y la secunden, ya que se necesita del respaldo mayoritario de los cultivadores para que se apruebe la Interprofesional”.

Por ello, aun siendo razonable y el criterio general que se establezca la representatividad en Castilla y León de acuerdo a los resultados obtenidos en las elecciones agrarias, en este caso ASAJA, como organización mayoritaria, está dispuesta a perder en los órganos de gobierno de la futura interprofesional algunos puestos que podrían corresponderle y aceptaría una representatividad paritaria. El objetivo de este planteamiento de excepción –decidido hoy por la Junta Directiva de ASAJA Castilla y León– es que perdiendo algo, sea posible sacar adelante una interprofesional que beneficia a los agricultores, que son lo más importante para ASAJA.

Compartir