ASAJA ha pedido a la Consejería de Agricultura que admita hasta el 30 por ciento en la retirada voluntaria de la producción agrícola para esta campaña.

ASAJA PIDE A LA JUNTA QUE SE INCREMENTE UN 30 POR CIENTO LA RETIRADA VOLUNTARIA PARA EVITAR SIEMBRAS INVIABLES

ASAJA ha pedido a la Consejería de Agricultura que admita hasta el 30 por ciento en la retirada voluntaria de la producción agrícola para esta campaña. Esta posibilidad, admitida en el Real Decreto publicado por el Ministerio de Agricultura que regula el nuevo periodo PAC, contribuiría a reducir las pérdidas de los profesionales del campo de la región.

La organización profesional agraria justifica este incremento de la retirada voluntaria en el momento especialmente difícil que vive el sector, que no se ha podido recuperar de la pésima campaña anterior y que ahora afronta con dificultades la nueva, ya que el precio de los input sigue excepcionalmente elevados, especialmente gasóleo y fertilizantes, y las reservas de agua y previsiones climáticas no hacen prever un año agrícola fácil. Todo esto, sumado a la escasa productividad de varias zonas de Castilla y León, hace deseable este aumento de la retirada voluntaria hasta el 30 por ciento. Hay que recordar que los derechos de retirada (equivalente a lo que fuera la retirada obligatoria) en ningún caso sobrepasan el 10 por ciento de la superficie, un porcentaje claramente insuficiente en periodos como el actual.

Por otra parte, ASAJA ha solicitado a la Dirección General de Política Agraria Comunitaria de la Consejería que elimine o reduzca los índices de barbecho blanco, con el objetivo de no poner restricciones a la producción y de evitar una pérdida de recursos innecesaria. La OPA considera que esta ampliación de las hectáreas sembradas no supondrían ningún riesgo de superación de la subsuperficie básica para secano (número de hectáreas que la UE permite que sean sembradas con derecho a ayuda), puesto que en Castilla y León ningún año se ha rebasado este límite. Incluso es previsible que este año, tal como ha advertido ASAJA, quede en la región aún más superficie sin cultivarse: la siembra ronda la inviabilidad en cerca de 200.000 hectáreas de secano de la región, teniendo en cuenta los actuales costes de producción y que en ellas los rendimientos por hectárea están por debajo de los 2.000 kilos.

Igualmente que en el caso de la retirada voluntaria, el Real Decreto 1617/2005 (BOE 31-12-2005) establece que son las Comunidades Autónomas las que pueden establecer criterios específicos que permitan aplicar un índice de barbecho diferente. Así pues, desde ASAJA se exige que se reduzcan al máximo o se eliminen los porcentajes de barbecho blanco, sin que se perjudique a los agricultores de aquellas zonas que tradicionalmente estaban exentos de dejar ese barbecho.

Por último, ASAJA confía en que estas peticiones se atiendan con celeridad, dado que el comienzo de la campaña de presentación de la Solicitud Única de la PAC comienza el próximo 1 de febrero y concluye, en principio, el segundo viernes de marzo, el día 10.

 

 

León a 23 de Enero de 2006

Compartir