EL CAMPO NECESITA DE OTROS YACIMIENTOS DE EMPLEO

21

Defendemos desde ASAJA la necesidad de que la agricultura a tiempo total sea una actividad rentable, a la que se pueda dedicar un agricultor o ganadero sin necesidad de depender de otros ingresos.

opinión para Suplemento S. Isidro EL MUNDO LA CRONICA

EL CAMPO NECESITA DE OTROS YACIMIENTOS DE EMPLEO

Defendemos desde ASAJA la necesidad de que la agricultura a tiempo total sea una actividad rentable, a la que se pueda dedicar un agricultor o ganadero sin necesidad de depender de otros ingresos. Sin embargo, somos conscientes que tanto en España como en el resto de Europa, y León no es ajena a ello, cada vez son más los agricultores y ganaderos que si pueden complementan sus ingresos en otras actividades, las cuales pueden ser incluso predominantes tanto por el tiempo que ocupan como por la renta que proporcionan. Y este modelo de agricultura a tiempo parcial surge tanto por la caída de la rentabilidad del sector, como por la mayor disponibilidad de tiempo que está permitiendo la mecanización del campo.

La menor necesidad de mano de obra está también desplazando en parte el trabajo de las mujeres como cónyuges del titular de la explotación – no tanto en la ganadería como en la agricultura -, lo que sumado al deseo de éstas de trabajar e incorporarse al mercado de trabajo, convierte a nuestros pueblos en lugares de tasas altas de paro, aunque no siempre este paro encubierto figure en las estadísticas oficiales.

Todo este preámbulo es para justificar la necesidad de llevar nuevas fórmulas de empleo al medio rural, empleo que será de mayor calidad si se basa en una economía productiva fruto del asentamiento de pequeñas y medianas empresas, en especial del sector agroalimentario. Por ello en ASAJA, además de reivindicar medidas de índole económico y social para el sector agroganadero, siempre hemos pedido un esfuerzo de la empresa privada y de las administraciones públicas para industrializar el medio rural, especialmente en los pequeños municipios, y de no ser posible en las cabeceras de comarca.

Ahora en campaña electoral es un buen momento para exigir medidas que incentiven la inversión en el medio rural y con ello la generación de puestos de trabajo. Y tenemos que sentirnos satisfechos con la propuesta electoral del Partido Popular, entendemos que atendiendo a una petición de ASAJA, de hacer una discriminación positiva en la política de ayudas a las industrias agroalimentarias que se asienten en núcleos de menos de cinco mil habitantes. Esperemos que se concrete y se sea generosos con esa «discriminación positiva», y sin duda alguna ASAJA estará muy pendiente de que ello se vea reflejado en próximas convocatorias de las correspondientes líneas de ayuda. Pero no es suficiente con dar un poco más de subvención a quien instale una industria en un pequeño municipio leonés, pues además de ello hay que hacer polígonos industriales dotados de servicios, pues de lo contrario lo que ha de invertir ese pequeño empresario a mayores para llevar a su futura industria el agua, el saneamiento, la electricidad, el teléfono y enlazar con la carretera, superará con creces el importe de la ayuda adicional que pueda darle la administración o gobierno de turno.

Mientras un San Isidro más seguimos reivindicando atenciones con un sector agrícola y ganadero necesitado de decisiones políticas acertadas y de dinero público para modernizarlo y hacerlo competitivo; tenemos a la vez que buscar otras alternativas para el medio rural que en ocasiones sirvan de complemento a las cada vez más menguadas rentas agrarias. La agroindustria, el turismo rural, los servicios y el cuidado del medio ambiente, no son mas que palabras vacías y latiguillos de campaña electoral si ahora no se adquieren compromisos serios para gobernar con acierto en los próximos cuatro años.

León, 14 de mayo de 2003.

José Antonio Turrado Fernández.

Secretario general de ASAJA de León.

Compartir