Una cuestión menor, de cambio normativo, deja a las ganaderías sin un apoyo económico que necesitan ahora más que nunca, denuncia ASAJA

LA JUNTA DENIEGA LA AYUDA AL SECTOR LÁCTEO, A LA MAYORÍA DE LAS GANADERÍAS DE LA MONTAÑA LEONESA

Una cuestión menor, de cambio normativo, deja a las ganaderías sin un apoyo económico que necesitan ahora más que nunca, denuncia ASAJA

La mayoría de los ganaderos de vacuno de leche de la montaña leonesa han recibido estos días resolución denegatoria de las ayudas solicitadas, por figurar la explotación con la calificación zootécnica “mixta” (carne y leche) en vez de como de “leche”. La clasificación de explotación mixta ha sido lo común en la provincia de León, históricamente, y viene ligado a la presencia de vacas pardas en vez de frisonas, un carácter diferencial de la montaña leonesa con respecto a otras zonas de Castilla y León y del resto de España. Nunca ha habido problemas para cobrar las ayudas al sector lácteo en estas explotaciones lechera catalogadas como explotación mixta. En mayo del pasado año la Junta cambió la normativa, y dado que muchos ganaderos ya habían tramitado las ayudas, y dada la escasa publicidad e información, la mayoría de los ganaderos no solicitaron los cambios a explotación lechera, motivo por el que se le ha denegado la ayuda. En estas explotaciones, las vacas que no han sido necesarias para producir la leche entregada en el año, han cobrado las ayudas como vacas de carne.

ASAJA se ha dirigido  a la Dirección General de la Política Agraria Comunitaria pidiendo flexibilidad en la interpretación de la norma para resolver favorablemente los recursos, y le recuerda la durísima situación que atraviesa el vacuno de leche, en particular en esta zonas de montaña donde se explotan las ganaderías mixtas de carne y leche con vacas de la raza parda. También, ASAJA le ha recordado al director, Pedro Medina, que algunos de los ganaderos afectados son los mismos que llevan semanas tirando la leche por falta de un comprador. La propuesta de ASAJA es que toda la explotación cobre la ayuda por vacas de leche, o alternativamente, que cobren por vacas de leche las necesarias para cubrir la producción entregada a la industria, y como vacas de carne el resto del censo de la explotación.

La ayuda fijada en la PAC para el vacuno de leche ha quedado establecida por el Fega, para la campaña 2015, en 120,51 euros por vaca para las 75 vacas primeras, y de 58 euros para el resto. En el caso de las zonas de montaña, las primeras 75 vacas cobran a razón de 123,60 euros, y el resto 59,73 euros.

León, 22 de abril de 2016.

Compartir