Hoy viernes se ha publicado en el Boletín Oficial de la Provincia de León la toma de posesión provisional de las nuevas parcelas de reemplazo de la reconcentración parcelaria de Payuelos en las 10 demarcaciones en que está dividida, abarcando una superficie de 61.800 hectáreas de las cuales 40.000 están destinadas a ser en un futuro de regadío.

LA JUNTA HA DADO POSESIÓN DE LAS NUEVAS PARCELAS DE PAYUELOS

Hoy viernes se ha publicado en el Boletín Oficial de la Provincia de León la toma de posesión provisional de las nuevas parcelas de reemplazo de la reconcentración parcelaria de Payuelos en las 10 demarcaciones en que está dividida, abarcando una superficie de 61.800 hectáreas de las cuales 40.000 están destinadas a ser en un futuro de regadío.

A partir de mañana sábado 1 de octubre los 11.500 propietarios podrán disponer de las nuevas fincas, las cuales cultivarán bien de forma directa o los arrendatarios de las mismas. Se ha pasado de las 73.000 parcelas iniciales a 18.700, una cifra todavía alta, pero que no se ha podido reducir mucho más debido al elevado número de propietarios.

Según la resolución publicada, los propietarios y cultivadores quedan obligados a respetar los antiguos caminos si siguen siendo necesarios para dar acceso a las fincas, a respetar los desagües mientras no se tracen otros nuevos, respetar las servidumbres y actuales cauces de riego, necesarios para el acceso normal y cultivo de todas las fincas de la zona, en tanto no se ejecuten y entreguen para su uso las nuevas redes de caminos, desagües y riego, resultantes de la concentración parcelaria.

En el caso del viñedo, y salvo mejor acuerdo con el anterior propietario, no se ocuparán las nuevas parcelas hasta el 31 de octubre. En el caso de cultivos de regadío como remolacha, maíz, o girasol, se respetará la cosecha hasta el 31de diciembre.

ASAJA ha recibido con satisfacción esta noticia largamente esperada, que ha sido una de las reivindicaciones más importantes de la organización en los últimos años. La reconcentración  parcelaria es el paso previo para la puesta en regadío de la zona después de haber pasado dos décadas del cierre de la presa de Riaño, pero además permite acometer una reestructuración del viñedo, y permite un mejor aprovechamiento del tiempo de trabajo y de los medios de producción haciendo más viables y competitivas las explotaciones. No obstante, ASAJA no puede pasar por alto los muchos fallos que se han producido en el proyecto técnico, encargado a diferentes empresas sin experiencia, con técnicos que estaban de paso, que se han limitado a trazar líneas sobre el papel sin visitar el campo para adaptarlo a la realidad agronómica de la zona. En definitiva, con el mismo dinero y esfuerzo se podría haber hecho mucho mejor.

La organización agraria exige que se acometan de inmediato las infraestructuras de riego, y recuerda que 22.000 hectáreas están incluidas en el Plan Hidrológico Nacional y Plan Nacional de Regadíos con el horizonte 2008, y exige también que al margen del ritmo al que vayan las obras e riego, se ejecuten los 1.400 kilómetros que corresponden a camino tanto de nuevo trazado como de mejora de los que se conservan.

León, 30 de septiembre de 2005.

 

 

 

Compartir