La Consejería de Agricultura y Ganadería de la Junta ha presentado un proyecto de Orden por la que se regulan las ayudas por indemnizaciones derivadas de las medidas fitosanitarias para la erradicación y control de la bacteria Ralstonia Solanacearum en la patata.

LA JUNTA NO INDEMNIZARÁ A LOS PRODUCTORES DE PATATA DEL ORBIGO.

La Consejería de Agricultura y Ganadería de la Junta ha presentado un proyecto de Orden por la que se regulan las ayudas por indemnizaciones derivadas de las medidas fitosanitarias para la erradicación y control de la bacteria Ralstonia Solanacearum en la patata.

Según el borrador de Orden, serán objeto de indemnización «los gastos de destrucción del material vegetal ordenado por la Dirección General de la Producción Agropecuaria», así como «plantaciones o material destruido como consecuencia de una resolución de la Dirección General». Ninguno de estos dos supuestos se da por ahora en el caso de los productores de la comarca de La Bañeza, ya que se ha declarado el foco antes de la cosecha, por lo que los perjuicios del productor no son los derivados de destruir la producción, sino los de no poder sembrar o perder la semilla y labores de preparación del terreno que ya se hubiesen realizado en el momento de la declaración oficial de la enfermedad.

La organización agraria ASAJA presentará alegaciones al proyecto de Orden para que la Consejería contemple la indemnización a los productores históricos de patata que tendrán que abandonar el cultivo por varios años, así como la indemnización a quienes ya habían efectuado gastos importantes en la preparación del terreno y compra de semilla en este año. Se ha de tener en cuenta que la negligencia de la Administración llevó a no informar a los productores del problema detectado, y que la resolución que firmó el Director General el 14 de marzo, no se dio a conocer hasta su publicación en el BOCYL con 18 días de retraso. El 1 de abril, muchos productores habían comprado ya abonos y semillas, y habían realizado labores específicas para el cultivo de la patata, que ahora suponen pérdidas importantes al no poder sembrar.

León, 15 de abril de 2005.

 

ADJUNTOS

Compartir