La mayoría de los ayuntamientos de la provincia han respondido favorablemente a la petición efectuada por ASAJA en el mes de marzo para aprobar en sus respectivos Plenos mociones contra la reforma de la PAC

comunicado de prensa

LA MAYORÍA DE LOS AYUNTAMIENTOS DE LA PROVINCIA SE HAN OPUESTO A LA REFORMA DE LA PAC

La mayoría de los ayuntamientos de la provincia han respondido favorablemente a la petición efectuada por ASAJA en el mes de marzo para aprobar en sus respectivos Plenos mociones contra la reforma de la PAC. Masivamente han aprobado el texto remitido por ASAJA según el cual «se rechazaba la propuesta legislativa de reforma de la PAC aprobada por el Colegio de Comisarios el 22 de enero, por considerar que las medidas que se contemplan, en especial la desvinculación de las ayudas de la producción, suponen un impacto negativo en la viabilidad de las explotaciones agrarias que desarrollan su actividad en el ámbito del municipio en cuestión, favoreciendo la despoblación del medio rural».

ASAJA de León se ha opuesto desde el principio a una reforma que desincentiva la producción, que castiga por la vía de la modulación al agricultor profesional, y que hará caer aún más los precios de mercado al bajar los precios oficiales o de intervención de productos como el cereal o la leche. Algunas de las consecuencias de la reforma, de ser aprobada como se planteó en un principio, sería: una pérdida de renta del sector, se dejarían de cultivar unas 50.000 hectáreas de rendimientos bajos tan solo en León, se cerraría definitivamente la entrada de jóvenes al campo y se acentuaría el abandono del medio rural.

En las reuniones celebradas la pasada semana tanto por el Consejo de informal de ministros de Agricultura de la UE como por el grupo de alto nivel que prepara las negociaciones de la reforma, se pudo constatar que se está muy lejos de poder llegar a un consenso, y que el controvertido asunto de la desvinculación de las ayudas de la producción centró buena parte de las discusiones.

Si bien para los agricultores es bueno despejar cuanto antes todas las incógnitas sobre el futuro del sector, para poder tomar decisiones, no es menos cierto que es desaconsejable precipitarse en la toma de decisiones por el simple hecho de cumplir con el plazo de 30 de junio que inicialmente se puso la Comisión.

León, 19 de mayo de 2003.

 

Compartir