NOS INTERESA QUE FUNCIONE EL SEGURO DE RENTAS

52

Un seguro que cubra las contingencias de bajos precios de los productos agropecuarios es una de las históricas reivindicaciones de ASAJA. Estamos sujetos a un libre mercado donde el precio y las relaciones contractuales en su sentido más amplio los marca la parte compradora.

NOS
INTERESA QUE FUNCIONE EL SEGURO DE RENTAS

 

Un
seguro que cubra las contingencias de bajos precios de los productos
agropecuarios es una de las históricas reivindicaciones de ASAJA. Estamos
sujetos a un libre mercado donde el precio y las relaciones contractuales en su
sentido más amplio los marca la parte compradora. El sector agropecuario es el
más débil e indefenso que tiene que entrar siempre por las reglas que se le
marcan desde fuera. Y por si fuera poco, la oferta y la demanda no están
controladas por nadie, pues cada cual, y salvo los cultivos sujetos a cupos o
derechos de producción, siembra lo que quiere y como quiere, por lo que muchas
veces generamos unos excedentes que el mercado no absorbe. Y tampoco controlamos
la climatología, que hace que las cosechas oscilen hasta niveles difíciles de
prever.

 

Por
esto, el agricultor y ganadero ha de tener la seguridad de que al menos los
costes de producción y algo más estén garantizados, y eso sólo es posible
con un seguro que se encuadre dentro del plan de seguros agrarios del Ministerio
de Agricultura. El seguro de rentas en patatas, puesto en marcha por primera vez
y con carácter experimental en León este año, puede ser un ejemplo a seguir,
si esto funciona, para cubrir otras producciones.

 

El
éxito de este producto ha de venir por garantizar de verdad una renta mínima
en años malos de precios, y que las primas a pagar sean asumibles y acordes con
lo que se va a recibir en el caso de declarar siniestro. El seguro habrá de
estar bien diseñado, calculando las primas reduciendo los márgenes y
exagerados costes de Agroseguro, y dotado de las ayudas públicas necesarias en
forma de subvención tanto del Gobierno central como de la Junta de Castilla y
León.

 

Y
si tenemos que poner el ejemplo del seguro de patatas, como hemos dicho en fase
experimental, podríamos estar hablando, al menos para León, de un previsible
acierto. Lo que realmente nos preocupa es no coincidir con Agroseguro a la hora
de determinar cual ha sido el precio de mercado en una determinada campaña,
algo fundamental para calcular las indemnizaciones, ya que se paga la diferencia
entre el precio garantizado y el teórico precio de mercado.

 

Y
es que de estas fórmulas tan raras de determinar el precio de mercado saben
muchos los ganaderos de ovino cuando con la antigua OCM siempre se le reducían
las subvenciones aludiendo una subida de los precios que no veíamos a la hora
de vender los lechazos. Y es que una cosa es la teoría de las lonjas y
encuestas y otra el ir a vérselas con el almacenista patatero de La Bañeza.

 

León,
8 de abril de 2003.

José
Antonio Turrado Fdez.

Secretario
General de ASAJA de León

Compartir