La organización agraria ASAJA de León responsabiliza a la Confederación Hidrográfica del Duero de parte de los importantes daños que se están provocando en las fincas agrícolas por el desbordamiento de los ríos de la provincia, y la responsabiliza por una mala gestión de los embalses y por no mantener una limpieza de ríos y cauces ni permitir que lo hagan los particulares.
Los daños más importantes se están produciendo en fincas sembradas de cereales de invierno, en fincas de maíz sin recolectar, y en fincas de remolacha. Además de los daños en las cosechas se están produciendo daños por arrastre de miles de toneladas de tierra fértil y daños en infraestructuras de riego.
ASAJA pide a los agricultores y propietarios de tierras agrícolas y de naves agroganaderas que se hayan visto afectados por el desbordamiento de ríos y arroyos, que reclamen los daños patrimoniales al Estado a través de Confederación Hidrográfica del Duero. Para este trámite, ASAJA pone sus medios técnicos a disposición de los socios, y les aconseja que, ahora que los daños son más visibles, hagan fotografías georreferenciadas de los bienes inundados y valoraciones periciales si es el caso.
León, 18 de diciembre de 2019
Compartir