La organización agraria ASAJA ha convocado a los agricultores y ganaderos de la comarca de El Bierzo a una concentración ante las puertas de la Delegación de la Junta de Castilla y León en Ponferrada, para mañana miércoles, en protesta por la falta de medidas para solucionar los problemas ocasionados por la plaga de conejos, así como para defender otras cuestiones en materia agroganadera. El acto tendrá lugar a las doce del mediodía

ASAJA exige a la Junta de Castilla y León que haga la declaración de plaga en los municipios más afectados por los daños de los conejos y que ponga en marcha las medidas que están establecidas para estos casos en la Ley Agraria, incluyendo la indemnización por los daños. También, ASAJA pide a la Junta y a los ayuntamientos que insten a los propietarios de fincas abandonadas a la limpieza de las mismas, ya que son una parte del problema por ser el reservorio de esta y otras plagas. ASAJA apremia a las administraciones a actuar en el control de los conejos que ocupan infraestructuras públicas como es el trazado de la autovía, y espera la máxima colaboración de los cotos de caza para llevar a cabo un control poblacional de esta especie.

Aunque la plaga de conejos ha sido el detonante, la movilización convocada por ASAJA abarca una tabla reivindicativa más amplia, incluyendo aspectos como la mejora y aprovechamiento de pastos en montes públicos, y el desarrollo de las campañas de saneamiento ganadero.

TABLA REIVINDICATIVA

Soluciones a la plaga de conejos. Ante la plaga de conejos que causa enormes daños en viñedo y frutales, se pide la declaración oficial de Plaga Agrícola y el interés público de su erradicación utilizando medidas eficaces, una de ellas la caza sin limitación. Se exige la compensación de los daños por el valor de nueva plantación y el lucro cesante por los tres años que se tarda en que entre en producción.

Unos seguros agrarios que respondan a las necesidades del sector. Se exige el compromiso de revisar el condicionado de los seguros de frutales y viñedo para que respondan a las necesidades del sector, y dotarlos de más apoyos para que sean económicamente viables. ¡Ya se ha perdido un año desde el compromiso inicial de revisarlos!

Un precio justo para los productos de calidad. Los productos de calidad del Bierzo no están suficientemente remunerados. El sector pide precios por los productos agrícolas bercianos que compensen las desventajas, y por ello los mayores costes, de esta zona de producción: minifundismo, superficies sin concentrar, regadíos precarios, malos accesos a las fincas, dificultad de mecanización.

Medidas penalizadoras del suelo agrario infrautilizado. Se exige la aplicación del Artículo 85 de la Ley Agraria para luchar contra las fincas de cultivo abandonadas, que restan potencial productivo a la comarca, y al llenarse de malas hierbas y plantas arbustivas, son un reservorio y difusión de plagas y enfermedades vegetales. Las ordenanzas municipales deben de intervenir también en esto.

Modernización de regadíos y concentraciones parcelarias. El sector necesita que se acometa la definitiva modernización de los regadíos acompañado de procesos de concentración parcelaria, finalizando con la instalación de hidrantes a pie de cada finca.

Ayudas específicas para sistemas de lucha contra las heladas y otras adversidades climáticas. Apoyar estas inversiones con presupuesto propio de la consejería de Agricultura, sin vincularlo a la figura de Agricultor a Título Principal. Solicitamos subvención del 50% de la inversión.

Mejor gestión de los montes para el aprovechamiento de los pastos. Una parte importante de la riqueza agroganadera del Bierzo es la ganadería extensiva. Se exigen ayudas para la mejora de los pastos y sistemas de manejo ganaderos, así como derogar en la Ley de Montes el acotamiento de pastos por cinco años, tras un incendio forestal, cuando el incendio no se ha ocasionado por causas ganaderas. Compensar la totalidad de daños ocasionados por el lobo, oso y otra fauna salvaje.

Una mejor gestión de las campañas de saneamiento ganadero compensando a los ganaderos por sus pérdidas reales y evitando restricciones que reducen la rentabilidad de las explotaciones y que no suponen mejoras sanitarias.

Apoyo decidido a la apicultura con medidas eficaces de prevención y lucha contra el avispón asiático, más control de los asentamientos trashumantes, e identificación del origen de la miel.

Apoyo a la producción de castañas. Mediante programas de mejora de los sotos de castaños, lucha contra los incendios, impulso a nuevas plantaciones, y lucha contra las plagas y enfermedades, en particular la avispilla del castaño.

Una nueva PAC que se ocupe de este territorio. Las ayudas de la PAC tienen que llegar también al Bierzo, y si no es posible con ayudas directas, que sea con ayudas del Programa de Desarrollo Rural mediante programas agroambientales específicos y una ayuda en concepto de zona desfavorecida.

Ponferrada, 13 de marzo de 2018.

Compartir