Repartidos los puestos políticos de primer nivel, es decir, los de diputados, senadores, procuradores autonómicos, alcaldes y concejales, ahora toca el botín de esos otros que no se eligen en las urnas pero que, en muchas ocasiones, de forma discreta, son más jugosos en poder y en sueldo. Hoy toca, en Valladolid, decidir sobre los componentes de la golosa Mesa de las Cortes, y días después sobre los representantes de los grupos parlamentarios en portavocías, secretarías de grupo y comisiones de todo tipo. En la formación del Gobierno entrarán un selecto grupo de consejeros , y a partir de ese nivel se nombrarán viceconsejeros, secretarios generales, directores generales, jefes de gabinete, jefes de prensa, personal de confianza en general, y se descenderá al territorio para nombrar Delegados de la Junta y a saber si también algún Jefe de Servicio. El Gobierno de Pedro Sánchez, si se forma, nombrará o ratificará en el cargo a los Delegados y Subdelegados, con todo el personal de confianza que cada uno de esos cargos conlleva. Otros ocuparán empresas públicas u organismos autónomos con una u otra figura jurídica, y son estos los que con menos ruido se llevan la mejor parte del pastel: Paradores, Inteco, Tragsa, Acuaes, la Confederación Hidrográfica, el ITACYL y un largo etcétera. Pero en los ayuntamientos, la guerra no es menos sangrienta, y máxime cuando hay tantos gobiernos en minoría que requieren de pactos. Se discuten las dedicaciones exclusivas, las compensaciones en dietas de los miembros del Pleno, el número de reuniones que se van a celebrar ya que en función de ellas se cobran las asistencias, y sobre todo se disputa la concejalía de obras. Pero es más, en estos pactos municipales, se lucha por puestos en la mancomunidad de municipios que gestiona la basura, y se lucha por estar en los Grupos de Acción Local que gestionan una ingente cantidad de fondos de la Unión Europea de los programas Leader. Está abierta la veda, primero de la caza mayor, y finalizada esta, se dispara a lo que salga.
*Artículo de opinión de José Antonio Turrado publicado en La Nueva Crónica del viernes 21 de junio de 2019.
Compartir