La organización agraria ASAJA de León continúa con su primera ronda de reuniones informativas que inició el lunes 22 de septiembre en la localidad de Sahagún, y que finalizarán el 15 de octubre en Ponferrada, reuniones en la que ha destacado el éxito de asistentes y el interés por los temas que se han tratado en las mismas.

YA HAN PASADO MÁS DE 1.300 AGRICULTORES Y GANADEROS POR LAS REUNIONES INFORMATIVAS DE ASAJA DE LEÓN 

Hoy el acto se celebra en Cistierna y mañana en La Bañeza 

La organización agraria ASAJA de León continúa con su primera ronda de reuniones informativas que inició el lunes 22 de septiembre en la localidad de Sahagún, y que finalizarán el 15 de octubre en Ponferrada, reuniones en la que ha destacado el éxito de asistentes y el interés por los temas que se han tratado en las mismas. En todas ellas se ha hecho una amplia exposición, a cargo del secretario general José Antonio Turrado, de las normas de aplicación del la nueva PAC en España, y en particular en los cultivos y producciones ganaderas de la provincia de León. Se confirman las previsiones por lo que al finalizar estar reuniones, el 15 de octubre, ASAJA habrá reunido en estos actos a unos 1.800 agricultores y ganaderos de todas las comarcas y de los más diversos subsectores, pues ASAJA es la única organización que tiene agricultores asociados en absolutamente todos los municipios de la provincia, y es mayoritaria en afiliación en las diez comarcas agrícolas. 

ASAJA estima que la nueva PAC supondrá un recorte medio del 15% sobre las ayudas directas que los agricultores y ganaderos de la provincia han venido cobrando en la etapa que finaliza ahora el 30 de diciembre. La reducción será más importante en algunos subsectores como el remolachero, el vacuno de cebo, el ovino o la ganadería de vacuno de leche, que por tener actualmente “derechos de pago único”  más altos, pueden llegar a perder hasta el 30 por ciento de los importes al aplicarse el criterio de “la convergencia”. Además, los agricultores cerealistas de secano verán también reducidas adicionalmente sus ayudas al haberse suprimido los programas agroambientales a los que se venían acogiendo, y que no figuran en el Programa de Desarrollo Rural del periodo 2014 a 2020.  Como positivo, ASAJA considera que la nueva PAC está más orientada a la agricultura y ganadería profesional, con una mayor vinculación de las ayudas a la producción, y que contempla apoyos realmente interesantes para los jóvenes que se incorporen a la actividad. 

ASAJA espera que con la aprobación definitiva del Programa de Desarrollo Rural  se modifique de forma sustancial las ayudas a zonas de montaña y zonas desfavorecidas, que en la etapa anterior perjudicaban seriamente los intereses de  la provincia, ya que eran discriminatorias para con los agricultores de regadío y los ganaderos de las zonas de montaña. La puesta en marcha del nuevo PDR debe de suponer un impulso definitivo a las concentraciones parcelarias, a la modernización del regadío, y sobre todo al desarrollo de la zona regable de Payuelos. 

León, 2 de octubre de 2014. 

ADJUNTOS

Compartir