Conferencia «Simplificación de la PAC: un desafío para todos»

15

Este evento organizado por la Dirección General de Agricultura de la Comisión Europea sirvió de cita para numerosas personalidades del mundo agrario, desde políticos y funcionarios a agricultores, industria, comercio y otros actores.

Conferencia

«Simplificación de la PAC: un desafío para todos»

Bruselas, 3 y 4 de octubre de 2006

 

Este evento organizado por la Dirección General de Agricultura de la Comisión Europea sirvió de cita para numerosas personalidades del mundo agrario, desde políticos y funcionarios a agricultores, industria, comercio y otros actores. La iniciativa de simplificar la política agraria tiene dos claras vertientes, la política y la técnica, discutidas ambas en el día y medio de conferencia, aunque algunas cuestiones quedan difuminadas en un gris técnico-político (ej. la OCM única). Tras los discursos iniciales hubo tres grupos de trabajo: «legislar y simplificar», «cargas administrativas derivadas de la PAC» y «visión de los actores de la PAC sobre su simplificación». Las conclusiones de estos tres grupos fueron discutidas al día siguiente y la comisaria Mariann Fischer Boel cerró el evento que ha servido de escaparate para su auténtico proyecto político como responsable hasta 2009.

  1. Ponencias destacadas

  2. Mariann Fischer Boel, comisaria de Agricultura y Desarrollo Rural

    La simplificación de la PAC responde claramente a la estrategia de Lisboa (competitividad, crecimiento y empleo), con un solo objetivo: sacar el máximo valor a cada euro de la PAC, lo cual puede conseguirse eliminando cierta complejidad que es innecesaria.

    Esta iniciativa, según la comisaria, no es una reforma encubierta, ni pretende destrozar la PAC, ni renacionalizarla. Y abarca 2 ramas:

    • Política
    • : cambiar líneas generales de la política haciéndola «más simple» y quitando ciertas elementos que la hacen anticuada. Hay dos líneas de actuación:

    1. Las reformas en curso: Vino, Plátano, Frutas y Hortalizas.

    2. La revisión de la PAC de 2008/2009, donde se intentará revisar los elementos negativos procedentes de la subsidiariedad otorgada en la reforma de 2003:

    • Armonización de los distintos modelos de pago único entre los EE.MM. de la UE-15, pudiendo llegar en 2013 a un desacoplamiento del 100% mediante un régimen de Pago Único por hectárea (tanto alzado), similar al que actualmente tienen los PECO. Evidentemente este sistema requeriría una implantación progresiva para minimizar los efectos negativos del cambio. La comisaria considera que en 2013 será difícilmente justificable el nivel de ayuda de un agricultor en base a un histórico (2000-2002) que incluso pudiera pertenecer a otro agricultor.

    • Llegados a este modelo de desacoplamiento al 100%, no tendría sentido limitar la actividad de los agricultores, por lo que propondría la eliminación de los sistemas de cuotas nacionales, para que el agricultor o ganadero decida según el mercado.

    • Otros elementos que pudieran ser eliminados en un futuro serían la retirada de tierras (definida como reliquia de la PAC) y la intervención del mercado.

    • Revisión del desarrollo de la condicionalidad en los EE.MM. y posibilidades de eliminación de trámites inncesarios.

    En opinión de la comisaria, la revisión de la PAC en 2008 debe asegurar la justificación de la misma y reforzarla eliminando ciertos elementos que pueden ser objeto de crítica (p.ej. el reparto de fondos, posibilidad de limitar el montante por explotación). En definitiva, la comisaria afirmó que debemos asegurar la PAC frente a las críticas y restricciones financieras que surgirán durante la revisión del presupuesto comunitario fijada para 2009.

    • Técnica
    • : se refiere al detalle de aplicación y a la forma, revisando por tanto textos legales y procedimientos administrativos. Concretamente citó dos iniciativas:

    • Fundir los reglamentos de las 21 OCMs en un solo reglamento, sin eliminar ni cambiar ninguna de las medidas. Esta fusión dará orden y transparencia, y permitirá evaluar mejor la política de mercado (en este momento sí podría proponerse algún cambio).

    • Plan de acción inmediato con 20 de acciones concretas de mejora en los reglamentos actuales, favoreciendo a agricultores, comercio y administraciones, como la posibilidad de eliminar la limitación en el pago único para el olivar plantado posteriormente a mayo de 1998.


    Günter Verheugen, vicepresidente de la Comisión Europea, comisario de Empresa e Industria

    La simplificación no es una tarea fácil, porque simplemente algunas cosas son complejas por sí mismas. La industria agroalimentaria es la más importante de la UE con 800.000 millones de euros de ingresos (13,6% del total) y 4,1 millones de personas empleadas. Por ello, la CE presta atención a la misma dentro de la estrategia de Lisboa. Los objetivos prioritarios son conseguir empleos sostenibles, transferir conocimientos, y convertir la UE en el mejor lugar del mundo para invertir y trabajar. Para ello habrá que mejorar infraestructuras, expandir y consolidar el mercado único e incrementar el nivel de competitividad dentro y fuera de la UE.

    Dentro de esta estrategia se encuadra la iniciativa «Legislar mejor», donde se pretende evaluar las leyes en vigor y las que vengan el futuro aplicándoles los objetivos anteriormente mencionados (crecimiento y empleo). Para ello la simplificación es una tarea esencial, lo cual no tiene porqué llevar a la desregulación pues se pretende mantener el modelo social europeo. En esta iniciativa se revisarán 220 normas con criterios sociales, medioambientales y económicos. Abarcará todas las áreas políticas y procurará depurar las acumulaciones históricas e innecesarias en las políticas (de las cuales la PAC es un buen ejemplo) y se analizará su coste-eficacia sin cambiar la orientación principal de las mismas. En noviembre de este año se presentará un informe con el progreso. También hay que señalar el papel de la evaluación que debe ser realizada por terceros y la evaluación ex-ante de los costes administrativos de cada propuesta legislativa que se haga en el futuro, con objeto de disminuir las cargas administrativas en un 25%.

    Esta tarea debe continuar en los EE.MM. y evitar casos como los de las Directivas a transponer que contienen 75 páginas y una vez en el Estado Miembro se convierten en 1000.


    Jean Luc Demarty, director general de la DG Agricultura de la Comisión Europea

    Desarrolló la simplificación técnica. En febrero, mayo y junio se ha reunido un grupo de expertos compuesto por la Comisión y los Estados Miembros donde han analizado las posibilidades de simplificación. De estos trabajos ha salido el plan de acción con 20 medidas destinadas a:

    • Agricultores y Administraciones, con medidas como: armonización de la superficie elegible para ayudas desacopladas y ayudas acopladas; eliminación de limitaciones para las ayudas en olivar, forrajes desecados y cultivos energéticos; decisión del pastoreo en tierra de barbecho (ahora recaerá en el Estado).

    • Apoyos al comercio y la industria, con la simplificación de las exportaciones.

    • Intervención del mercado, con la armonización de las reglas para los productos.

    • Administraciones nacionales y Comisión, mediante la armonización del intercambio de datos.

    Por otro lado, la propuesta sobre la OCM única saldrá en diciembre, y consistirá en consolidar los 35 reglamentos sobre mercados en 1 sólo. Además informó que hay un proyecto de evaluación sobre la reforma de 2003 (sobre todo respecto al pago único) y un informe sobre la condicionalidad que será presentado en primavera de 2007.

    Con respecto a las reformas afirmó que los efectos inmediatos causan costes pero después vienen los beneficios.


    Juha Korkeaoja, presidente de turno del Consejo de ministros de Agricultura de la UE, ministro finlandés de Agricultura

    La PAC deberá ser lo más comprensible posible para defenderla correctamente en el futuro y hay que evitar ponerla en peligro con complejidades innecesarias. Hay que centrar los esfuerzos en aquello que demuestra ser eficaz y preservar los objetivos de un mercado único, un nivel de vida adecuado y precios justos. Aunque toda esta tarea se complica enormemente con las diferencias entre tantos EE.MM., a partir de enero de 2007 serán 27.

    Respecto a la posición del Consejo sobre esta iniciativa existen claramente dos sectores: los que desean únicamente simplificación técnica y los que desean también una simplificación política. En su opinión, habrá que realizar primero la técnica para consolidar la PAC y después en función de su evolución valorar los posibles cambios políticos sin poner en entredicho los objetivos básicos de la PAC anteriormente mencionados.


    Joseph Daul, presidente de la Comisión de agricultura del Parlamento Europeo

    Los objetivos deben ser precisos y realistas pues la PAC es compleja de por sí (distintos modelos entre 25 países). Hay que volver a un enfoque más europeo, evitando las distorsiones de competencia entre los agricultores de los distintos países como consecuencia de la variedad de modelos.

    Lo que no es admisible bajo ningún concepto es el incremento de controles y la disminución de los fondos (por ejemplo a través de la modulación facultativa). Respecto a los controles, no debe ahogarse a los agricultores con los mismos debieran ser simplificados con un sistema más coherente que se ajuste a lo estrictamente necesario. En este sentido también sería positivo evaluar cuantitativa y cualitativamente las cargas que hay tanto dentro como fuera de la UE, evitando sobrecargar nuestros agricultores.

    Los períodos de adaptación a las reformas son demasiado cortos y en 5 años todo el sector debe adaptarse de nuevo con el enorme esfuerzo que ello conlleva. La PAC debe consolidarse y no reformarse, especialmente en relación al presupuesto.


    Rudolf Schwarzböck, presidente del COPA (Comité de Organizaciones Profesionales Agrarias)

    El COPA-COGECA pide una aclaración inmediata de los objetivos de esta iniciativa con una delimitación de lo puramente técnico y lo estrictamente político. En opinión del COPA la simplificación no debe menoscabar las políticas y los niveles de ayuda actuales. La funcionalidad de la PAC debe ser conservada. El objetivo prioritario deber ser que la simplificación llegue al beneficiario, es decir, al agricultor. Para ello resulta prioritario la disminución de las cargas administrativas, hacer la legislación más comprensible y disminuir los obstáculos técnicos tanto en la UE como a escala nacional.

    Respecto a la OCM única, añade que la función de estabilización de los mercados sigue siendo necesaria, principalmente, en una UE cada vez más abierta a las fluctuaciones mundiales. Por ello, estima que los mecanismos de intervención siguen siendo imprescindibles tanto ahora como en el futuro.

    También señaló la gran tarea a realizar en los EE.MM. donde las cargas administrativas se incrementan respecto a los dispuesto a nivel europeo. El COPA-COGECA realizará un estudio que presentará en 2007 al respecto. La legislación deberá ser evaluada por un grupo de expertos donde se encuentren los operadores (entre ellos los agricultores) y los procedimientos actuales de consulta hay que mantenerlos (los grupos consultivos). La simplificación también debiera afectar a las medidas de desarrollo rural.

    Por último, es necesario reiterar que la PAC debe mantenerse en el futuro y no debe deshacerse pues sigue siendo una pieza clave del proceso de integración europea y para el apoyo de la principal actividad económica de las zonas rurales, ofreciendo unos bienes públicos necesarios (medioambiente, bienestar animal, empleo). En este sentido, es necesario una estabilidad del sector agrario evitando cambiar la normativa cada 3 años, es necesario un horizonte estable a l/p.


    Rudolf Streinz, Universidad de Munich

    El académico señaló que el proceso de simplificación comenzó en 1999, pero la «furia reguladora» de las instituciones europeas dificultan esta tarea, sacando demasiadas leyes y de poca calidad. Desde algunos países de la UE (Reino Unido, Dinamarca y Países Bajos) ya se han comenzado iniciativas similares respecto a la disminución de cargas administrativas con el objetivo del 25%.

    Las leyes debieran tener un carácter más interdisciplinar en su proceso de elaboración: sociólogos, juristas, lingüistas y expertos de la materia a regular. En cuanto a la PAC, su complejidad tiene varias causas: sistema de legislación comunitaria tradicional, distinta realidad socioeconómica de las zonas rurales de la UE, distintos sectores y distintas condiciones agronómicas y metereológicas. La tendencia actual es ir hacia una política de ingresos no de producción y precios. Resaltó ciertos defectos de esta política como: excesiva cantidad de requisitos, escasez de claridad de interpretación, y la duración de la norma (corta en casos importantes y a veces excesiva en casos menores llegando a la obsolescencia).

    Con respecto a la duración señaló que existe la posibilidad de introducir claúsulas de revisión y cláusulas de caducidad. También señaló que el trabajo legislativo puede aligerarse utilizando la corregulación (permitir a organismos no institucionales la elaboración de normas técnicas detalladas) o la autorregulación (perimitir a los EE.MM. o al propio sector, bajo control europeo, la elaboración de ciertas normas o el reparto de determinados recursos). Otro instrumento a la hora de legislar es la evaluación que puede ser puntual o continua y que, aunque no debe obstaculizar los intereses políticos, facilita la orientación y simplificación de las normas.

    Por último, afirmó que la simplificación no debe ser el fin, sino el medio para la consecución de los objetivos de la PAC.

     

     

     

     

     

    Compartir