Propuesta de medidas que pueden contribuir a garantizar la rentabilidad del Sector Vacuno de Leche en Castilla y León

24

En Castilla y León, el sector vacuno de leche tiene un peso muy importante en la Producción Final Agraria de la Comunidad Autónoma (9,45%, ocupando en 4º lugar entre los distintos sectores productivos agrarios), significación que tiene su proyección en el ámbito estatal, al ser la 2ª Región productora de leche de vaca (aproximadamente, un 14% de la cuota global que tiene asignada España).

Propuesta de medidas que pueden contribuir a garantizar la rentabilidad del Sector Vacuno de Leche en Castilla y León

En Castilla y León, el sector vacuno de leche tiene un peso muy importante en la Producción Final Agraria de la Comunidad Autónoma (9,45%, ocupando en 4º lugar entre los distintos sectores productivos agrarios), significación que tiene su proyección en el ámbito estatal, al ser la 2ª Región productora de leche de vaca (aproximadamente, un 14% de la cuota global que tiene asignada España).

La evolución del referido sector, dentro del Territorio de Castilla y León, ha estado marcada por el descenso sustancial de explotaciones (se ha pasado de más de 40.000 cuando España ingreso en la CEE a menos de 3.000 en la actualidad) y, si se tiene en cuenta la cuota láctea asignada entonces y la de estos momentos, es prácticamente la misma, pues la dimensión de las explotaciones que permanecen en el sector, ha pasado, de una media entorno a los 25.000 Kg. en el período indicado a una aproximada a los 270.000 Kg.

El abandono de la actividad por parte de un importante número de ganaderos, principalmente, mediante el mecanismo de los Programas anuales de Abandono de la Producción Láctea, se ha debido, muy especialmente, a la falta de rentabilidad del sector.

Otros aspectos que convienen ser resaltados son; por una parte la gran profesionalidad de los ganaderos que continúan en activo, y por otra, el asentamiento de población que genera este sector en el medio rural.

Una parte importante de las explotaciones han basado su continuidad en la realización de fuertes inversiones, entre las que cabe destacar, el considerable desembolso económico que les ha supuesto, en algunos casos, la adquisición de cuota láctea, al objeto de ajustar la producción a la cuota disponible, circunstancia, que está suponiendo un alto grado de endeudamiento.

El esfuerzo que viene realizando el sector productor no se está viendo recompensado por la política de precios que, unilateralmente, vienen estableciendo, a la baja, las industrias lácteas, situación que está sumiendo al sector productor en una profunda crisis, pues éstos se encuentran en los umbrales de los costes de producción.

Otras eventualidades que contribuyen, de forma importante, a profundizar en la crisis del sector son: la presión que vienen ejerciendo en el mercado nacional la entrada de leche cruda proveniente de otros países integrados en la UE que, de forma importante, están realizando las industrias lácteas. La política de la gran distribución exigiendo a los proveedores producto a bajo precio y, en algunos casos, sin importarles la calidad del mismo. La aplicación de la Reforma de la PAC en el sector. Las decisiones que respecto al sector adoptan las distintas Administraciones más enfocadas al rescate y posterior distribución de la cuota, que a la puesta en marcha de un verdadero plan que tenga como objetivo conseguir la rentabilidad de la parte productora.

Otro hecho que está suponiendo un considerable perjuicio al sector lácteo, son los efectos negativos de la sequía, carestía de los costes de producción, debido al incremento de las materias primas empleadas para la alimentación, realidad que no se ha visto suficientemente reflejada en las distintas medidas puestas en marcha por las diferentes Administraciones Públicas.

También procede tener en cuenta la situación administrativa de muchas explotaciones lácteas, por tal motivo parece aconsejable que en la aplicación de la Ley, que el Gobierno Regional ha publicado sobre el establecimiento de un régimen excepcional y transitorio para las explotaciones ganaderas de Castilla y León, se tenga en consideración la situación del sector lácteo, es decir, se apuesta por que en su ejecución se aplique el principio de flexibilidad.

Por todo ello, parece oportuno que todas las partes implicadas (producción, industrias, distribución, consumidores, Administraciones,…) hagan un esfuerzo con el objetivo de poner en marcha cuantas medidas sean precisas para, al menos, mantener la actual estructura productiva, situación que sólo se consigue si la sintonía de todos tiene como resultado, entre otros, la garantía de una renta digna a los ganaderos.

Una vez hecha la breve introducción anterior, procede plantear las medidas que, de forma conjunta, deben ponerse en marcha con la implicación de todos los eslabones de la cadena, es decir, desde la producción, pasando por la industrialización, la distribución, las Administraciones y los consumidores, entre ellas, cabe indicar las siguientes:

  • Constitución de un marco estable
  • , en el que la relación contractual, entre las partes productora, industrial y de distribución, sea el objetivo principal; para definir un plan que garantice el mantenimiento del sector, finalidad que no se puede conseguir, sin asegurar la rentabilidad a los ganaderos. Para ello, debe instrumentalizarse un mecanismo interno que permita el establecimiento de precios rentables, tanto para los productores como para el resto de colectivos. Este órgano debe contar con el consiguiente arbitraje y apoyo de la Administración y procede determinar, previamente, su composición al objeto de que resulte lo más operativo posible.

Los resultados de los foros actuales no han corregido los problemas acuciantes del sector lácteo, ni parece que vayan a conseguirlo.

Entendemos, que la Mesa Láctea convocada por el Gobierno, puede ser un mecanismo válido, siempre y cuando cumpla los objetivos indicados anteriormente (establecimiento de precios, estudios de tendencias de mercado, etc.).

También creemos necesario, que dada la importancia del sector en Castilla y León, debería convocarse a nivel regional por la Administración autonómica.

  • Del marco anterior
  • debería derivarse una comisión en la que los participantes sean, además de los representantes de los colectivos indicados en el punto precedente, las Asociaciones de Consumidores y las distintas Administraciones, al objeto de actuar como garantes del cumplimiento de los acuerdosque puedan resultar de las relaciones contractuales; vigilantes para que los productos, originarios del mercado interior y/o exterior, que llegan al consumidor, cumplan la totalidad de los parámetros de calidad y para que a las importaciones de leche líquida o productos lácteos se les practique los controles sanitarioscorrespondientes, a la vez que propicie la transparencia en este tipo de intercambios comerciales.

  • Como complemento de los puntos anteriores, y en aras a fomentar el consumo de la leche líquida y transformados lácteos, producidos y elaborados en el interior del Estado, se aboga por que las distintas Administraciones, con financiación pública, pongan en marcha campañas de promoción y diferenciación de los productos lácteos propios en España, con el apoyo e implicación de los distintos colectivos que han sido referidos.

  • Si para todas las partes implicadas, la trazabilidad de los productos es una cuestión de suma importancia, parece oportuno que, respecto a los lácteos, la misma se lleve a cabo desde la producción (explotación ganadera de origen) hasta el destino de los mismos (puesta a la venta para su consumo), proceso que, según la aplicación de la normativa vigente en dicha materia, no se realiza en toda su extensión, ante ello se apuesta por la modificación de la legislación para que la trazabilidad de la leche líquida no concluya en la industria sino que continúe hasta el lugar de destino. Proceso que debe realizarse, de igual forma, para la producción láctea originaria del exterior, identificando, muy claramente, el origen nacional del producto.

  • Uno de los factores que más negativamente
  • están contribuyendo en la rentabilidad del sector lácteo español, se corresponde con la desigualdad de trato que se tiene respecto a Francia, tanto porque los ganaderos franceses tienen mayores apoyos económicos como por la presión que las importaciones lácteas del país vecino están realizando en el mercado interior, ante ello, se exige al Gobierno Español que:

  • Comunique al Gobierno francés y otros países exportadores, que sus ventas de leche a bajo precio, están dañando gravemente los intereses de los ganaderos españoles.

  • Junto a los Gobiernos Francés y Alemán trasladen a la Comisión Europea que la actual política láctea está descompensando y desajustando el sector.

  • Investigue para comprobar si detrás de la venta masiva a bajo precio de leche principalmente con procedencia francesa, se encuentra un problema coyuntural o una estrategia de control del mercado lácteo español.

  • Aún reconociendo que
  • , realmente, que la comercialización de leche sin control se ha corregido de forma sustancial, no es menos cierto que, aunque en mucha menor escala, dicha práctica se sigue produciendo; por ello, teniendo en cuenta que este tipo de actuación perjudica, principalmente, a la parte productora, se sigue apostando y exigiendo a la Administración competente para que se siga realizando los controles correspondientes, con el claro objetivo de erradicar este tipo de operaciones comerciales.

  • Sí la
  • aplicación facultativa del artículo 69 del Reglamento (CEE) nº. 1782/2003 del Consejo por el que se establece la Reforma de la PAC aprobada en junio del año 2003, es una realidad en España (retención del 10% del importe de Pago Único), en primer lugar, cabe manifestar la disconformidad del sector por la opacidad con que dicha medida se ha llevado a cabo y, en segundo lugar, exigir a las Administraciones competentes que la ejecución de la medida, al menos, se lleve a cabo previo proceso de debate y negociación con los representantes del colectivo ganadero, al objeto de que el destino y los destinatarios sea la actividad ganadera y los productores que acrediten la condición de Profesional, garantizando que, al menos, los fondos rescatados en Castilla y León sean distribuidos entre los activos de la Comunidad Autónoma, para ello, resulta fundamental que no se discrimine a los ganaderos en función de la dimensión de su explotación.

  • Aunque en alguna parte del documento, de forma indirecta, se hace referencia al Plan de Reestructuración puesto en marcha este año, por el Ministerio de Agricultura, como una medida insuficiente, ya que sólo se centra en el rescate de cuota láctea y posterior distribución de la misma. Sobre este punto, según la información que se dispone, también procede valorar muy negativamente los resultados de su aplicación en Castilla y León, principalmente, por el balance negativo entre lo rescatado y lo distribuido, así como por la distribución que se ha hecho entre el colectivo ganadero, tanto por la administración nacional como por la gestión de reparto efectuada por la administración regional, perjudicando, de forma claro, al colectivo con mayor vocación de continuidad.

  • Teniendo en cuenta que los efectos de la sequía están teniendo graves consecuencias para el sector vacuno de leche, principalmente, por el aumento de las materias primas que se emplean para la alimentación animal, se exige a las Administraciones, la inclusión del referido subsector como beneficiario de las medidas que se encuentran reguladas, oficialmente, y que palian, mínimamente, los perjuicios que dicha circunstancia está suponiendo al sector agrario.

  • Una vez publicada la Ley Regional, sin consensuar suficientemente con la representación de los ganaderos que tiene como objeto la regularización de las explotaciones ganaderas existentes, se apuesta por que su aplicación sea lo más flexible posible, al objeto de que, mediante la indicada normativa, adquieran la concesión administrativa correspondiente a la mayoría de las explotaciones, por lo que se pide la máxima colaboración de las distintas administraciones implicadas en el proceso.

Para que las medidas anteriores puedan ser puestas en marcha

, como es deseo de las partes implicadas, se considera procedente el mantenimiento de cuantos encuentros o reuniones sean necesarias, reuniones que se desarrollaran como mejor se estime, es decir, como ejemplo, en primera instancia la primera podría ser entre la parte productora e industrial, a la segunda se podría incorporar la distribución y así sucesivamente, como paso previo a trasladar las mismas a las distintas Administraciones competentes.

Asimismo se insta a la administración regional al pago inmediato de la prima láctea y pagos adicionales correspondientes al año 2005, teniendo en cuenta los efectos negativos de las adversidades climáticas sufridas por el sector, dando cumplimiento a la normativa aprobada por el estado.

 

Una vez analizado y debatido el contenido del presente documento, en prueba de aceptación y conformidad el mismo es firmado por los asistentes en la reunión celebrada en Medina de Rioseco a 18 de Octubre de 2005.

 

ASAJA CASTILLA Y LEON

 

 

 

UPA CASTILLA Y LEON

 

 

 

UCCL-COAG CASTILLA Y LEON

 

 

 

COAG COORDINADORA AGRARIA

 

 

 

COOPERATIVA LACTO-CEA

 

 

 

COOPERATIVA AFRIVEPA

 

 

 

COOPERATIVA EL POSTIGO

 

 

COOPERATIVA VEGAESLA

COOPERATIVA LAR

 

 

 

COOPERATIVA VALDEVEGA

 

 

 

COOPERATIVA LACTOUNIÓN

 

 

 

COOPERATIVA MESENOR

 

 

 

COOPERATIVA PECUARIA TIERRA DE CAMPOS

 

FEPLAC

 

 

 

LESE

 

 

 

 

Compartir