Reunión del Grupo de Trabajo «VINO» del COPA-COGECA y del Grupo Consultivo «VINO» de la Comisión Europea

36

El grupo de trabajo vino se reunió en Bruselas con objeto de analizar la Comunicación sobre la reforma de la OCM del vino presentada por la Comisión Europea

Reunión del Grupo de Trabajo «VINO» del COPA-COGECA y del Grupo Consultivo «VINO» de la Comisión Europea

Bruselas, 27 de junio de 2006.

 

Participación española

: Fernando Villena (ASAJA), José Fresneda (ASAJA), Pedro Narro (ASAJA), Rafael Michelena (CCAE), Gabriel Trenzado (CCAE), Sánchez Brunete (COAG), Eusebio Fernández (UPA).

 

Conclusiones

El grupo de trabajo vino se reunió en Bruselas con objeto de analizar la Comunicación sobre la reforma de la OCM del vino presentada por la Comisión Europea. El Presidente del grupo de Trabajo, Jean Piton (representante de las Cooperativas francesas), manifestó su malestar por el hecho de que la Comisaria decidiera antes de informar al sector dar toda la información a la prensa. El Presidente informó al grupo de la queja presentada por diferentes delegaciones en el Praesidium del COPA sobre el proceder de la Presidencia del grupo y del señor Sánchez Brunete, Presidente del grupo Consultivo vino y representante de COAG al entregar un documento no consensuado con el grupo de trabajo a la Comisaria. Piton defendió que el documento era idéntico al del mes de febrero aunque la secretaria del grupo pidió la palabra para manifestar que en el futuro no deberían producirse infracciones tan graves del procedimiento y subrayó que la secretaria permaneció completamente al margen de lo decidido por la Presidencia del grupo sin haber sido previamente informada de la intención de presentar un documento a la Comisaria.

 

  1. Reacciones de la Comunicación de la Comisión sobre reforma OCM «Vino».

El Presidente Piton señaló que la Comisión ha partido de una posición maximalista optando por una posición brutal y radical de reforma sin tener en cuenta el necesario período de adaptación que necesitaría el sector. Piton no ocultó que en la presentación del Director general de Agricultura en Paris le sorprendió la gran agresividad del representante de la Comisión. Piton pidió al grupo que se pronunciase sobre la conveniencia de entrar en la negociación o rechazar de pleno la propuesta en Europa y discutir a nivel nacional ante la imposibilidad de alcanzar una posición de consenso en el grupo. El presidente destacó 6 puntos sobre los que se podría trabajar para lograr una reacción: Arranque/ Potencial de producción/ Definición de la Caja de Herramientas del sobre nacional/ Transferencia de fondos al segundo pilar y la Noción de variedades.

El primer representante en coger la palabra fue el Director de las Cooperativas portuguesas, Miranda Relvas. El portugués fue muy duro con la Comisión y señaló que el grupo no debía discutir punto por punto la Comunicación de la Comisión, apostando por la elaboración de una contra comunicación de reforma con propuestas innovadoras dejando de lado cierto conservadurismo.

El representante de Alemania, Rudolf Nickenig

, señaló que el grupo de trabajo ya elaboró en enero una toma de posición que se debería constrastar con la propuesta de la Comisión. Para Nickenig no se debe centrar el debate en el arranque y apostar por una OCM específica con medidas de intervención señalando que tipo de medidas deben formar parte del sobre nacional (una de ellas el arranque). Nickenig defendió la chaptalización. La delegación austríaca, como es tradicional, apoyó sin reparos la posición de Alemania y exigió contrastar los dos documentos y que el arranque no sea tan perjudicial.

 

L. Batistuzzi, delegado de las Cooperativas italianas

, manifestó que la Comisaria había logrado su propósito de dividir al sector. Batistuzzi criticó el poco interés que tiene la Comisión por la Promoción ante la ausencia de propuestas sustanciales para mejorar la promoción. El delegado italiano subrayó la radicalidad de la propuesta sin período de adaptación y con un arranque de 400.000 hectáreas con una prima de 6.000 euros por hectárea que podría provocar una grave deslocalización del viñedo a favor de los productores de los países terceros.

El representante de Grecia, Marcou, destacó que la decisión política ya se ha tomado con el objetivo de la Comisión de trasladar la producción del sector primario hacia países fuera de Europa, provocando la dependencia agroalimentaria de países terceros. Para Grecia el problema radica en el mercado y los precios. Se apoyó la posición del COPA sobre los sobres nacionales y se rechazó la liberalización de las prácticas enológicas propuesta por la Comisión Europea.

El delegado italiano de la Confagricoltura, Pietro Palumbo, comenzó su intervención incidiendo en que el COPA representa básicamente a los agricultores y recordó que el agricultor debe ser el centro del sistema. El objetivo debe ser mantener la renta del agricultor, por ello alabó la posición valiente de ASAJA de pedir una ayuda a la hectárea. Palumbo criticó a la Comisión por no decir con cuantos recursos contará el sector del vino, unos recursos financieros que deberían ser aumentados en consonancia con la importancia del sector. Palumbo señaló que en el centro del discurso del COPA debe permanecer la idea de una ayuda a la renta del agricultor, la cual se debería favorecer de la mayor parte del presupuesto destinado al vino.

Fernando Villena, representante de ASAJA,

no ocultó el consenso del sector productor ante el rechazo de una propuesta de reforma muy perjudicial para el sector. Villena, en consonancia con Palumbo recalcó que toda propuesta debe incluir una fórmula que garantice que el dinero llega al agricultor. En relación al arranque Villena alertó de que no se puede utilizar el dinero de los contribuyentes para destruir un rico patrimonio europeo a través de una nociva medida como el arranque. La viticultura española se hundiría si la propuestas del arranque siguieran adelante y nadie puede olvidar que anualmente se recauda en la UE más de 1.100 millones de euros en concepto de impuestos al alcohol.

El representante de COAG, Sánchez- Brunete, recordó que la Comisión ha iniciado una estrategia mediática donde la propuesta del arranque ha ocupado los titulares a pesar de que los dos elementos más graves de la propuesta son: la autorización para vinificación de mostos importados y el escaso montante consagrado a las medidas de los sobres nacionales.

Michelena

, representante de CCAE, pidió una defensa de la viticultura europea con la cabeza y no con el corazón. Michelena restó importancia a la propuesta del arranque de la Comisión comparándola con la propuesta en el año 1994.

El representante de la FNSEA francesa señaló que la reforma emprendida por la Comisión pretende facilitar el resultado de las negociaciones en la Organización Mundial del Comercio y proceder a un importante ahorro presupuestario. Se debe poner mayor énfasis en la promoción y la Comunicación en el sector del vino.

Mainetti, de la Coldiretti italiana,

destacó que el COPA debe rechazar 2 aspectos muy negativos incluidos en la Comunicación de la Comisión; la posibilidad de vinificar mostos de países terceros que podría ser la ruina de la viticultura europea y la necesidad de acciones de comunicación e información.

El representante luxemburgués pidió al COPA que optase por el status quo con ciertas mejoras como mejor opción ante la reforma.

El Presidente concluyó la reunión señalando que en el Consultivo defendería el patrimonio vitícola europeo y rechazaría la deslocalización y la transferencia de fondos al segundo pilar. Próximamente la secretaría enviará 6 o 7 puntos sobre los que el grupo deberá pronunciarse para reforzar la toma de posición.

 

Reunión del Grupo Consultivo «VINO» de la Comisión Europea

Bruselas, 26 de junio de 2006

La Comisión Europea empleó la mayor parte del tiempo de la reunión en volver a presentar al sector los resultados del estudio de impacto realizado y los aspectos más importantes de la Comunicación sobre la reforma de la OCM que resume todo el trabajo de un año. La presentación fue la misma que la realizada una semana antes en las capitales europeas por representantes de la Comisión Europea y no aportó ninguna novedad digna de mención.

El representante del Comité Vinos, Pau Roca, dio su apoyo total a la Comisión en su propósito de reforma en profundidad del sector en busca de la orientación del mercado. dijo sí a la filosofía de la Comunicación aunque no ocultó que a su organización le hubiera gustado una reforma más profunda y ambiciosa con una estrategia comercial más agresiva. Roca pidió coherencia a la actuación de la DG Agricultura y la DG Sanco y señaló su preocupación por las transferencias al segundo pilar y las renacionalizaciones. También manifestó que vinificar mostos de países terceros es claudicar con nuestro modelo europeo. Por último subrayó su posición favorable al arranque y pidió a la Comisión que la liberalización de plantaciones se produzca lo antes posible sin esperar a 2013.

El representante del COPA-COGECA, Piton, señaló que el diagnóstico de la Comisión no es acertado pues las previsiones no son tan dramáticas como señala la Comisión. Piton mostró la sorpresa de su organización por la fuerte incitación al arranque y sus consecuencias de deslocalización. Respecto a la destilación señaló no entender que no se haya previsto un período de adaptación en lugar de suprimirla desde el primer día. La destilación debería formar parte de la caja de herramientas. También rechazó la transferencia de fondos al segundo pilar.

La Comisión, representada por Mildon, destacó que si no se procediese de inmediato a reformar el sector en la línea de la Comisión los ingresos de los viticultores se verían seriamente deteriorados y por ello se ofrece a los productores dos salidas posibles. Muchos agricultores querrían retirarse pero el sistema los bloquea por lo que las nuevas propuestas permitirán simplificar y un fácil abandono del sector. Mildon rechazó los comentarios sobre el interés de la Comisión por ahorrar dinero. A continuación los productores mostraron su rechazo a la propuesta de la Comisión y Fernando Villena, representante de ASAJA, recordó que el arranque acaba con un patrimonio y no garantiza la viabilidad del productor que decida continuar con la actividad, deteriorando regiones enteras. Por último pidió a la Comisión que valore la concesión de ayudas a la hectárea.

Compartir