REVISIÓN DE LA APLICACIÓN DEL «PAQUETE LÁCTEO»

34

Resolución del Parlamento Europeo, de 7 de julio de 2015, sobre las perspectivas para el sector lácteo en la UE – revisión de la aplicación del «Paquete lácteo» (2014/2146(INI))

<<P8_TA-PROV(2015)0249

Revisión de la aplicación del «Paquete lácteo»

 

Comisión de Agricultura y Desarrollo Rural

PE541.637

Resolución del Parlamento Europeo, de 7 de julio de 2015, sobre las perspectivas para el sector lácteo en la UE – revisión de la aplicación del «Paquete lácteo» (2014/2146(INI))

 

El Parlamento Europeo,

–        Visto el Reglamento (UE) n.° 261/2012 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 14 de marzo de 2012, que modifica el Reglamento (CE) n.° 1234/2007 del Consejo en lo que atañe a las relaciones contractuales en el sector de la leche y de los productos lácteos[1],

–        Visto el Reglamento (UE) nº 1308/2013 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 17 de diciembre de 2013, por el que se crea la organización común de mercados de los productos agrarios y por el que se derogan los Reglamentos (CEE) nº 922/72, (CEE) nº 234/79, (CE) nº 1037/2001 y (CE) nº 1234/2007[2],

–        Visto el informe de la Comisión, de 13 de junio de 2014, sobre la evolución de la situación en el mercado de sector de la leche y los productos lácteos y del funcionamiento de las disposiciones del «Paquete lácteo» (COM(2014)0354),

–        Visto el informe de la Comisión, de diciembre de 2014, sobre las perspectivas para los mercados agrarios en la UE y los ingresos 2014-2024,

–        Visto el artículo 349 del Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea relativo a las regiones ultraperiféricas de la UE,

–        Visto el informe de la Comisión, de 10 de diciembre de 2012, titulado «Evolución de la situación del mercado y las condiciones correspondientes para la eliminación progresiva del régimen de cuotas lácteas – segundo informe sobre el “aterrizaje suave”» (COM(2012)0741),

–        Vista su Resolución, de 11 de diciembre de 2013, sobre el mantenimiento de la producción de leche en zonas montañosas, en zonas desfavorecidas y en zonas ultraperiféricas tras la expiración del régimen de cuotas lácteas[3],

–        Vista su Resolución, de 8 marzo 2011, sobre el déficit de proteínas en la UE: búsqueda de soluciones para un antiguo problema[4],

–        Vista su Resolución, de 17 de septiembre de 2009, sobre la crisis en el sector lácteo[5],

–        Vista la Comunicación de la Comisión, de 15 de julio de 2014, titulada «Hacer frente a las prácticas comerciales desleales en la cadena de suministro alimentario entre empresas» (COM(2014)0472),

–        Visto el Reglamento (CE) nº 247/2006[6] por el que se establecen medidas específicas en el sector agrícola en favor de las regiones ultraperiféricas de la Unión,

–        Visto el Reglamento (UE) nº 1151/2012 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 21 de noviembre de 2012, sobre los regímenes de calidad de los productos agrícolas y alimenticios[7],

–        Vista la propuesta de Reglamento de la Comisión, de 13 de enero de 2015, relativa al Fondo Europeo para Inversiones Estratégicas (COM(2015)0010),

–        Visto el proyecto de Dictamen del Comité de las Regiones titulado «El futuro del sector lácteo»,

–        Visto el Memorándum de Acuerdo sobre cooperación en materia de agricultura y desarrollo rural en la UE entre la Comisión Europea y el Banco Europeo de Inversiones, firmado el 23 de marzo de 2015,

–        Visto el artículo 52 de su Reglamento,

–        Vistos el informe de la Comisión de Agricultura y Desarrollo Rural y la opinión de la Comisión de Control Presupuestario (A8-0187/2015),

A.      Considerando que el «Paquete lácteo» entró en vigor el 3 de octubre de 2012 y es aplicable hasta el 30 de junio de 2020;

B.      Considerando que, con arreglo a lo decidido durante la revisión intermedia de la PAC, las cuotas lácteas expirarán el 31 de marzo de 2015;

C.      Considerando la importancia y la actualidad de las medidas incluidas en su Resolución, de 11 de diciembre de 2013, sobre el mantenimiento de la producción de leche en zonas de montaña, en zonas desfavorecidas y en zonas ultraperiféricas tras la expiración del régimen de cuotas lácteas;

D.      Considerando que el mercado lácteo mundial es cada vez más volátil, alcanzando los precios más altos jamás registrados en enero de 2014, tras lo cual se produjeron unas caídas considerables de los precios durante el resto de 2014; que la ganadería y los insumos que se utilizan en la producción de lácteos son especialmente vulnerables en términos de volatilidad, lo que se traduce en unos precios a la salida de la explotación menores que los costes de producción;

E.      Considerando que solo puede garantizarse una agricultura sostenible como fuente de alimentos de alta calidad si los agricultores reciben a la salida de la explotación unos precios adecuados que cubran todos los costes de una producción sostenible;

F.      Considerando que la prohibición impuesta por Rusia a los productos lácteos europeos desde agosto de 2014 ha tenido un impacto negativo en el mercado interior de la UE y ha puesto de manifiesto la necesidad de estar preparados para la aplicación de las medidas de mercado en las situaciones de crisis, independientemente de su naturaleza, y la importancia de diversificar los mercados para la exportación de los productos de la UE, especialmente porque está previsto que aumente la demanda mundial de productos lácteos, además de garantizar un mercado interior estable y solvente;

G.      Considerando que el «Paquete lácteo» creó la posibilidad de que los Estados miembros introdujeran unos contratos obligatorios para ayudar a los productores y transformadores a planificar sus volúmenes de producción, así como a reforzar la estructuración de cadenas de suministro en previsión de la desaparición de las cuotas lácteas, y que a día de hoy pocos Estados miembros han hecho uso de esa prerrogativa;

H.      Considerando que el «Paquete lácteo» obligó a los Estados miembros a reconocer a las organizaciones de productores y a sus asociaciones, así como el papel fundamental que siguen desempeñando las cooperativas, teniendo en cuenta la necesidad de mejorar la concentración de la oferta para incrementar el poder negociador de los productores;

I.       Considerando que el Observatorio del Mercado de la Leche se creó en abril de 2014 con objeto de mejorar el control del sector lácteo tanto para la Comisión como para la industria y que es necesario reforzar su papel con vistas a introducir un mecanismo eficiente de alerta de crisis para explotaciones lecheras de distintas dimensiones, localización geográfica y modos de producción y de comercialización;

J.       Considerando que la red de seguridad actual es demasiado débil para servir de protección en caso de caída del precio de la leche;

K.      Considerando que uno de los principales objetivos de la Política Agrícola Común (PAC) es el desarrollo territorial equilibrado desde el punto de vista económico, social y medioambiental; que esto supone la conservación de una agricultura productiva y sostenible en zonas desfavorecidas, ultraperiféricas, aisladas o montañosas;

L.      Considerando el enorme impacto negativo que el fin de las cuotas tendrá en las regiones ultraperiféricas, especialmente en las Azores, donde la producción de leche constituye la principal actividad económica, ya que representa cerca del 46 % de la economía regional;

M.     Considerando que un gran número de explotaciones lecheras se encuentran ubicadas en regiones desfavorecidas, ultraperiféricas, insulares, periféricas o montañosas en las que los costes de producción, recogida y comercialización de la leche y los productos lácteos fuera de su zona de producción son más elevados que en otras zonas; y que, a causa de las limitaciones que impone la naturaleza en esas regiones, no puede aprovechar en igual medida las oportunidades de crecimiento creadas con la eliminación de las cuotas; que, por estos motivos, dichas explotaciones podrían verse amenazadas por una mayor concentración de la producción en las zonas económicas mejor situadas dentro de la Unión;

N.      Considerando que, a partir del 1 de abril de 2015, serán obligatorias las declaraciones de los volúmenes de leche entregada;

O.      Considerando que la renovación generacional, la modernización y la inversión son fundamentales para un sector lácteo europeo operativo y sostenible;

P.      Considerando que la producción láctea, y en particular los productos con denominación de origen protegida (DOP), indicación geográfica protegida (IGP) o clasificados como especialidad tradicional garantizada (ETG) contribuyen en gran medida al éxito de la industria agroalimentaria de la UE y a la prosperidad de las economías rurales en las que predominan las explotaciones familiares pequeñas y medianas y en las que ha de mantenerse una producción de leche extensiva, suministra la materia prima para numerosas empresas de transformación del sector privado y de las cooperativas, preserva la diversidad del patrimonio agroalimentario europeo y desempeña un papel fundamental en la configuración territorial y medioambiental y en la dimensión social europea, con un efecto multiplicador sobre otros sectores de actividad, como el turismo;

Q.      Considerando que se han impuesto a los agricultores y productores de leche de algunos Estados miembros cuantiosas sanciones por sobrepasar las cuotas lácteas en los dos últimos años del sistema de cuotas;

1.       Recuerda que el objetivo del «Paquete lácteo» es lograr un sector lácteo viable, sostenible y competitivo en el territorio de la Unión, con unas herramientas adaptables que permitan a los productores de leche obtener una remuneración justa; subraya que las cuestiones identificadas en el «Paquete lácteo» siguen siendo un obstáculo para un mercado lácteo sostenible, competitivo y equitativo y unos ingresos justos para los productores;

2.       Recuerda el importante papel de la ganadería lechera en términos de ordenación del territorio, de empleos en el medio rural y de desarrollo económico, medioambiental y social de numerosas regiones agrícolas europeas;

3.       Destaca que los productores de leche, y en especial las pequeñas explotaciones, son particularmente vulnerables a las fluctuaciones en los ingresos y a los riesgos derivados de unos altos costes de capital, el carácter perecedero de la producción, la volatilidad de los precios de los productos lácteos y los costes de los insumos y de la energía, y que poder vivir de forma sostenible de la producción láctea constituye un reto constante, ya que a menudo los costes de producción se acercan o superan los precios a la salida de la explotación;

4.       Subraya que los productores europeos tienen que asumir unos costes elevados debido al precio de los factores de producción —como el pienso— en razón de la exigente normativa europea en materia de bienestar animal y seguridad alimentaria, lo que disminuye su competitividad en comparación con otros países;

Impacto del embargo ruso y la crisis actual en el sector lácteo

5.       Insta a la Comisión a que reflexione sobre las causas de la crisis y las medidas que han de introducirse para evitar crisis futuras como las que se indican en los artículos 219, 221 y 222 del Reglamento (UE) nº 1308/2013 del Parlamento Europeo y del Consejo, de 17 de diciembre de 2013, por el que se crea la organización común de mercados de los productos agrarios;

6.       Insta a la Comisión a que haga frente, con nuevas medidas centradas en el mercado, a la crisis que atraviesan en la actualidad los mercados lácteos nacionales fruto de una presión a la baja sobre los precios derivada de una falta de instrumentos adecuados de prevención de crisis, una caída de la demanda mundial, la volatilidad mundial de los precios y el embargo ruso, aunque reconoce los primeros pasos dados hasta el momento para tratar los efectos del embargo ruso;

7.       Subraya que los excedentes de productos lácteos de algunos Estados miembros que tradicionalmente mantienen relaciones comerciales con Rusia crean grandes desequilibrios en los mercados internos, lo que conduce a una fuerte caída de los precios y a la pérdida de competitividad de los productores locales; insta por ello a la Comisión a que analice esta nueva situación y actúe con carácter prioritario;

8.       Recuerda que la crisis del sector lácteo de 2009 se produjo estando vigente el régimen de cuotas y puso en evidencia el mal funcionamiento de la cadena de valor de los productos lácteos con la consiguiente presión a la baja sobre los precios pagados a los productores; recuerda a la Comisión que el retraso a la hora de reaccionar ante la crisis obligó a muchos productores del sector lácteo a abandonar su actividad, y expresa su preocupación en cuanto a la capacidad de reacción rápida y eficaz de la Comisión ante las crisis del mercado; destaca que la caída de los precios en origen sufrida por los ganaderos no se vio reflejada en los precios al consumo, lo que demuestra el fuerte desequilibrio que existe entre los distintos actores de la cadena de suministro de productos lácteos;

9.       Lamenta que la solicitud del Parlamento, que preveía disponer, en caso de grave crisis, de una ayuda a los productores que redujeran voluntariamente su producción, haya sido rechazada por el Consejo; subraya la importancia de volver a abrir el debate sobre este instrumento de gestión de crisis;

10.     Subraya que la abolición de las cuotas puede desembocar en una mayor concentración de la producción de leche en beneficio de las explotaciones lecheras más grandes y en detrimento de las más pequeñas, sin que esta situación constituya una garantía de eficacia o de renta;

Los retos y las oportunidades del sector lechero

11.     Observa que las perspectivas a medio y largo plazo para el sector lácteo, tanto en los mercados nacionales como en el mundial, siguen siendo fluidas con fluctuaciones en la demanda, pero al mismo tiempo insiste en que, dada su posición clave dentro de la industria agroalimentaria, el sector lácteo tiene un potencial considerable de crecimiento y de creación de empleo a largo plazo en zonas rurales, que debe establecerse como objetivo dentro del nuevo Plan de Inversiones;

12.     Insiste en la importancia de fomentar la investigación y la innovación para permitir a todos los productores y empresas del sector adaptar sus herramientas y sus técnicas de producción para responder a las expectativas económicas, medioambientales y sociales;

13.     Destaca la importante función que desempeña el relevo generacional para el futuro del sector lácteo y las significativas oportunidades que ofrece la industria lechera a los jóvenes ganaderos;

14.     Pide a la Comisión que contemple nuevos tipos de financiación para los Estados miembros, también con las ayudas del Banco Europeo de Inversiones (BEI), financiación mediante la cual se reformará el sector lácteo; considera fundamental la ayuda financiera —como fondo de garantía, fondo rotatorio o capital para inversiones— , junto con recursos que el BEI pone a disposición, para intervenir a nivel de los Fondos Estructurales y de Inversión Europeos, en especial en armonía con el desarrollo rural; ello ayudaría a lograr un efecto multiplicador en lo que se refiere a crecimiento e ingresos, así como a facilitar el acceso al crédito para los productores del sector lácteo; en este sentido, saluda las oportunidades de financiación que presenta a los ganaderos del sector lácteo el nuevo fondo del BEI, que ofrece tipos de interés reducidos para facilitar la inversión en explotaciones, así como su modernización, y ofrece opciones financieras a los ganaderos jóvenes para que expandan su negocio; pone de relieve el carácter complementario de la financiación con cargo al Fondo Europeo para Inversiones Estratégicas, que contribuiría al desarrollo del sector lácteo mediante la atracción de capital privado con el fin de incrementar la rendición de cuentas del gasto y la eficiencia de la inversión;

15.     Observa que la elevada volatilidad de los precios y las crisis recurrentes, que son incompatibles con inversiones importantes en las explotaciones y con el establecimiento de nuevos productores, son los principales retos del sector lácteo; insta a la Comisión a que considere la posibilidad de adoptar medidas que atenúen los riesgos derivados de una mayor exposición al mercado mundial, a que refuerce la vigilancia sobre el correcto funcionamiento del mercado único de la leche y los productos lácteos y a que elabore un plan de acción para ilustrar cómo piensa atenuar estos riesgos;

Mantener un sector lácteo sostenible en regiones desfavorecidas, de montaña, insulares y ultraperiféricas

16.     Se compromete a mantener la producción láctea, pues las explotaciones lecheras contribuyen de forma importante desde un punto de vista socioeconómico al desarrollo agrícola y rural en toda la UE y subraya la especial importancia que reviste el sector en las regiones desfavorecidas, de montaña, insulares y ultraperiféricas, donde a menudo es la única modalidad de explotación agrícola posible; añade además que, para tales regiones, este sector es responsable de la cohesión social, económica y territorial, de la subsistencia de muchas familias, de la ordenación, ocupación y protección del territorio y de la conservación de las prácticas culturales y tradicionales, y también que el sector lácteo ha configurado paisajes culturales centenarios en esas regiones, creando una base importante para el turismo; señala que el abandono de la producción lechera en estas regiones equivale a un abandono de la agricultura;

17.     Subraya que es esencial crear en las regiones ultraperiféricas un mecanismo de transición entre el fin de las cuotas y la liberalización de los mercados que permita proteger a los productores y al sector en estas regiones;

18.     Pide que, dada la diferencia de producción entre las zonas lecheras de montaña y los otros territorios, puedan activarse redes de seguridad en función de indicadores específicos de las explotaciones y empresas lecheras de montaña;

19.     Expresa su decepción ante los bajos niveles de aplicación de las medidas del «Paquete lácteo» en las zonas ultraperiféricas y montañosas, insulares y desfavorecidas,y subraya que es indispensable mantener explotaciones lecheras viables y competitivas en el conjunto de la Unión; considera, a este respecto, que estas áreas deben ser centro de especial atención y estudios específicos de la Comisión y los Estados miembros, y que debe incentivarse la utilización de cadenas cortas de abastecimiento, en las que, en estos casos concretos, se dé preferencia a la producción local, a fin de garantizar la continuidad de la producción en estas regiones y evitar el abandono del sector; insta a la Comisión y a los Estados miembros a que mejoren y refuercen los regímenes de distribución de leche en las escuelas, privilegiando las cadenas cortas de abastecimiento y permitiendo así dar alguna salida a la producción en estas regiones; subraya el hecho de que en estas zonas los costes de producción suelen estar cercanos o incluso por encima de los precios a la salida de la explotación, y considera que las incertidumbres actuales del sector perjudican en particular a estas zonas, caracterizadas por mayores dificultades y por menores posibilidades de economías de escala; recuerda que los productores de estas zonas dependen directa y exclusivamente de un reducido número de proveedores y compradores para su producción agrícola, dado su aislamiento geográfico; subraya que el apoyo a la creación y a las actividades de organizaciones de productores debería reflejar mejor las realidades de estas regiones; insiste en que es necesario llevar a cabo ambiciosas políticas de apoyo a estas regiones con la ayuda de las políticas de desarrollo rural, del Plan de Inversiones y del fomento y reequilibrio de las ayudas de la PAC autorizadas por la última reforma; pide a la Comisión, por tanto, que anime a los Estados miembros a aplicar dichas medidas para proteger la producción de leche en las regiones;  insta a la Comisión a llevar un estrecho seguimiento de la producción de leche en estas zonas y a evaluar el impacto económico del fin de las cuotas lácteas sobre las explotaciones lecheras; considera necesario otorgar recursos suplementarios al programa POSEI de manera que pueda ayudar a los productores de leche a adaptarse a los efectos provocados por la desregulación de los mercados y les permita preservar una producción láctea viable y competitiva con respecto al resto del espacio europeo;

20.     Subraya la importancia de utilizar el término de calidad facultativo «productos de la montaña» de conformidad con el Reglamento (UE) nº 1151/2012; pide a la Comisión que apoye esta denominación mediante el fomento de las ventas;

21.     Subraya la importancia de las razas bovinas de montaña autóctonas para la producción lechera en las zonas montañosas; pide a la Comisión que adopte medidas para reforzar la promoción de dichas razas bovinas de montaña;

Volatilidad de los precios y fin de las cuotas lácteas

22.     Opina que la política del sector lácteo de la UE, tras la expiración del régimen de cuotas lácteas, debería dotarse de medios para aprovechar todas las oportunidades de expansión para la economía de la UE, y considera que cualquier tipo de medidas futuras debe reforzar su competitividad y estabilidad para facilitar el crecimiento sostenible y la innovación en el sector agrícola y la calidad de vida en las zonas rurales;

23.     Acoge favorablemente la decisión de espaciar en tres años el pago de las últimas multas aplicadas a los productores en el marco del régimen de cuotas, pero observa que durante el último ejercicio contingentario se retiraron fondos considerables del sector lácteo debido a la aplicación de la tasa suplementaria y, por tanto, recomienda que estos ingresos permanezcan en el presupuesto agrícola para reforzar la competitividad del sector lácteo;

24.     Pide a la Comisión que presente uno o varios instrumentos de regulación que permitan prevenir y gestionar eficazmente nuevas crisis en el sector lácteo, facilitando en particular la organización de la producción láctea en términos de gestión de la oferta; insta a la Comisión, para ello, a entablar un diálogo oficial con todas las partes del sector;

25.     Considera que el refuerzo de la competitividad debe ser un instrumento al servicio del equilibrio territorial y de una remuneración más equilibrada de los productores en la cadena de valor del sector lechero;

Aplicación del «Paquete lácteo»

 

26.     Destaca que la aplicación del «Paquete lácteo» aún se encuentra en una fase inicial; expresa, no obstante, su decepción ante los bajos niveles de aplicación de los contratos obligatorios, por lo que insta a que se extiendan a todos los Estados miembros; pide a este respecto a la Comisión que analice en profundidad los obstáculos a la aplicación del «Paquete lácteo» y las medidas que permitirían garantizar una utilización óptima de los instrumentos puestos a disposición de los Estados miembros;

27.     Lamenta que en el programa de trabajo de la Comisión para el año 2015 no se haya considerado prioritario el paquete sobre la leche, y solicita a la Comisión que introduzca con carácter urgente esta prioridad;

28.     Lamenta que el informe no deje claro si la Comisión está satisfecha con la aplicación del nuevo instrumento regulador y que la Comisión no cuantifique el número de organizaciones de productores nuevas, de Estados miembros participantes y de negociaciones colectivas previstas; señala que tampoco está claro el efecto de los nuevos instrumentos sobre los precios de la leche; pide, a este respecto, una lista precisa de los efectos sobre los precios de la leche y un censo exacto de las organizaciones de productores participantes;

29.     Recomienda a la Comisión que adopte objetivos claros en lo relativo a las organizaciones de productores, los contratos y las negociaciones colectivas;

30.     Recuerda que el Reglamento (UE) n° 1308/2013 establece que «a fin de garantizar el desarrollo viable de la producción y el consiguiente nivel de vida equitativo para los productores de leche, conviene fortalecer su poder de negociación con respecto a los transformadores y conseguir así una distribución más equitativa del valor añadido a lo largo de la cadena de suministro»;

31.     Toma nota de que, hasta la fecha, el modelo de contrato no se ha aplicado como estaba previsto, dado que los productores lácteos siguen encontrándose en una situación de mercado débil, no existen normas mínimas en los contratos y las cooperativas quedan excluidas en ellos;

32.     Subraya que el refuerzo y la mejora de las relaciones contractuales, con una ampliación a todo el sector para incluir en él, en particular, a las grandes empresas de distribución, contribuye a garantizar una distribución equitativa a lo largo de la cadena de suministro, permitiendo crear más valor añadido, y refuerza la responsabilidad de las partes interesadas a la hora de tener en cuenta la situación de mercado y responder a la misma en consecuencia; subraya la importancia de la formación y la educación en materia de gestión de riesgos, como parte integral del currículo agrícola, para que los ganaderos puedan hacer frente a la inestabilidad y emplear eficazmente las herramientas de gestión de riesgos disponibles;

33.     Destaca el riesgo de que el sector pueda imponer en algún Estado miembro cláusulas abusivas en los contratos que neutralicen el objetivo de estabilidad en las entregas, necesario para mantener la viabilidad de las explotaciones lecheras;

34.     Toma nota de que el sector podría seguir explorando el potencial que ofrecen los contratos de suministro en cadena integrado a más largo plazo, los contratos a plazo, los contratos con margen fijo, así como la posibilidad de «congelar» el precio de la leche basado en el coste de producción durante un plazo determinado; opina que para ello debe poder contarse con la opción de aprovechar nuevos instrumentos en las relaciones contractuales y también deben ofrecerse herramientas de mediación para los contratos;

Función de las organizaciones de productores

35.     Destaca el papel importante de las organizaciones de productores (OP) y sus asociaciones a la hora de aumentar el poder de negociación y la influencia de los productores en la cadena de suministro y en la investigación y la innovación, y lamenta que las gestiones tendentes al establecimiento de OP hayan sido escasas, especialmente en los nuevos Estados miembros; considera que las normas de reconocimiento de las OP deberían ser reforzadas para aumentar de forma más efectiva la influencia de los productores en la negociación de los contratos; destaca que las OP pueden beneficiarse de la ayuda financiera en el marco del segundo pilar e insiste en la necesidad de ofrecer nuevos incentivos a escala de la UE y de los Estados miembros, por ejemplo más información o una reducción de la carga administrativa a aquellos interesados en crear OP, unirse a ellas o participar de distintos modos en sus actividades, así como desarrollar actividades entre los productores para sensibilizarlos sobre las OP como instrumento para solucionar los desequilibrios en la cadena de suministro;  considera necesario mejorar la capacidad de regulación y ordenación del mercado por parte de las organizaciones de productores;

36.     Defiende la necesidad de mejorar las disposiciones del «Paquete lácteo» con vistas principalmente al establecimiento de organizaciones de productores con una mayor capacidad de gestión y de negociación en el mercado;

37.     Observa que podría impulsarse la creación de OP ofreciendo un respaldo político proactivo para animar a los ganaderos a considerar las OP como los instrumentos adecuados;

38.     Subraya el interés de facilitar los intercambios de información y la concertación entre los productores y las organizaciones de productores para que puedan tener en cuenta la evolución de los mercados y anticipar las crisis;

39.     Insiste en la necesidad de que las organizaciones de productores estén bien dimensionadas y mantengan un vínculo jurídico con la producción de sus ganaderos socios, ya que las OP meramente representativas no tienen capacidad real para asegurar el cumplimiento de las condiciones de calidad y cantidad negociadas en los contratos y pierden interés como interlocutores de peso ante la industria;

40.     Pide que se conceda mayor apoyo a la creación de organizaciones de productores independientes a través de actividades de divulgación de información y el apoyo a las actividades de gestión, con el fin de animar a los agricultores a percibirlas como instrumentos eficaces y a que participen en ellas;

41.     Pide a la Comisión que fomente los instrumentos de gestión interprofesionales previstos por el Reglamento (UE) nº 1308/2013 sobre la organización común de mercados;

42.     Subraya el papel de las cooperativas a la hora de proporcionar estabilidad a largo plazo a sus miembros; pide a la Comisión que facilite el intercambio de mejores prácticas;

43.     Observa la importancia de que se creen organizaciones interprofesionales para velar por la transparencia y compartir mejores prácticas;

44.     Recuerda a la Comisión la importancia de la transparencia en toda la cadena de suministro para que el sector anime a las partes interesadas a reaccionar ante las señales del mercado; toma nota de la importancia creciente de unas informaciones exactas y oportunas en el mercado posterior a la supresión de las cuotas;

Refuerzo del Observatorio del Mercado de la Leche 

45.     Acoge con satisfacción la creación del Observatorio del Mercado de la Leche (OML) y hace hincapié en su importancia a la hora de difundir y analizar los datos del mercado, y pide que se le atribuya una función más importante; recomienda que se defina un índice de mercado que comprenda las tendencias de la cotización de los productos, los precios de la leche y los costes de producción; recomienda a la Comisión que adopte las medidas oportunas para garantizar que el OML está en condiciones de, por una parte, producir datos precisos y en tiempo real y, por otra, comunicar a la Comisión, a los Estados miembros y a las partes interesadas pertinentes alertas tempranas y más frecuentes, anticipar crisis y recomendar medidas basadas en análisis de mercado e instrumentos predictivos, siempre que el índice de mercado descienda de un nivel determinado y cuando la situación del mercado así lo requiera; considera que la información facilitada por el OML debe incluir actualizaciones sobre las tendencias del mercado y de los precios, datos sobre los costes de producción y las interacciones entre la producción de carne de vacuno y la producción láctea, el consumo, el estado de las existencias, los precios y los intercambios de leche importada o exportada a escala europea; observa que resulta igualmente útil integrar en ellas un seguimiento de los costes de producción y un seguimiento de los mercados internacionales para recoger sus tendencias y aprovechar las oportunidades de exportación; subraya que los datos deben ser de fácil acceso y manejo para todas las partes interesadas;

46.     Subraya la importancia de que los Estados miembros faciliten las informaciones pertinentes al OML y de que este publique de forma oportuna los datos recibidos mensualmente en beneficio de todas las partes interesadas, y recomienda a la Comisión que considere la posibilidad de recurrir a otros medios para garantizar que estas informaciones se reciben a tiempo; pide a la Comisión que precise las normas de transmisión de los datos por los Estados miembros para garantizar que las informaciones sean comparables a escala europea;

47.     Pide a la Comisión que cree estructuras específicas ampliamente equipadas para la recogida de datos en todos los sectores agrícolas;

Medidas de la PAC y el sector lácteo

48.     Toma nota de que, en el marco del primer pilar, se dispone de la ayuda asociada facultativa para el sector lácteo, mientras, en el marco del segundo pilar, los productores pueden contar con servicios de asesoría que les ayuden en sus decisiones comerciales y para llevar una gestión financiera saneada, y que, en caso necesario, los Estados miembros pueden recurrir a medidas en materia de seguros, como el instrumento de estabilización de las rentas, o decidir el reagrupamiento y la concentración en el sector de medidas de desarrollo rural obteniendo unas ayudas mayores;

49.     Pide que el sector investigue el desarrollo de otros instrumentos en materia de seguros en caso de fortaleza del mercado para frenar la volatilidad del precio de la leche y evitar la pérdida de ingresos a las explotaciones lecheras europeas; subraya la necesidad de estudiar la posibilidad de que las herramientas que se dirigen a la gestión de riesgos, como los programas basados en la protección de márgenes, también tengan cabida en el primer pilar de la PAC;

50.     Hace hincapié en que, en la aplicación del Reglamento (UE) nº 1307/2013, varios Estados miembros han optado por una convergencia interna lenta e incompleta favoreciendo nuevamente a la agricultura de planicie, que se desarrolla en condiciones favorables;

51.     Defiende la necesidad de revisar los requisitos para poner en marcha el mecanismo de estabilización de las rentas disponible dentro de Desarrollo Rural, pues considera excesivo exigir un mínimo de un 30 % de pérdidas para acceder a las ayudas comunitarias;

Potencial del sector lácteo de la UE en el mercado mundial

52.     Destaca que se prevé que la demanda mundial de productos lácteos crecerá en un 2 % anual, con las consiguientes oportunidades para los productos procedentes de la UE, pero subraya que estas oportunidades de exportación deben equilibrarse con un mercado interior estable, que representa más del 90 % de las ventas de leche producida en Europa; toma nota, sin embargo, de que el mercado se ve cada vez más dominado por los productos lácteos deshidratados;

53.     Señala que la UE sigue siendo el primer importador de productos agrícolas del mundo y que el crecimiento de la producción lechera para la exportación depende de la importación de piensos y forrajes;

54.     Subraya que las negociaciones comerciales bilaterales pueden representar oportunidades estratégicas para el sector lácteo de la UE, y en este sentido pide a la Comisión un mayor compromiso con la apertura de nuevos mercados en países terceros y con la eliminación de barreras comerciales, e insta a la Comisión a prestar especial atención a los problemas de los productos con denominación de origen protegida (DOP), indicación geográfica protegida (IGP) o clasificados como especialidad tradicional garantizada (ETG) durante las negociaciones comerciales a condición de que se protejan y valoricen las normas de calidad y de seguridad europeas en la producción y en la oferta a los consumidores;

55.     Destaca la continua necesidad de identificar y desarrollar nuevos mercados, incrementar la cuota de mercado mundial de la UE, asegurar un acceso justo a los exportadores de la UE y fomentar el crecimiento sostenible de las exportaciones; pide a la Comisión, a este respecto,  que tome las medidas necesarias y participe de manera más activa en la identificación de los nuevos mercados de exportación; considera que deben estudiarse nuevas oportunidades de futuro a través de la mejora en las relaciones comerciales con países terceros y la dinamización del sector lácteo y hace hincapié en la importancia de conocer la tendencia del consumo en estos mercados con el fin de generar una capacidad de respuesta rápida a los cambios futuros;

56.     Observa, además, que las empresas de la UE se enfrentan a la competencia de varios exportadores mundiales poderosos (como Nueva Zelanda, los Estados Unidos y Australia), que tradicionalmente han tenido acceso a los mercados asiáticos y que tienen un peso determinante en el precio de los productos lácteos en el mercado mundial;

Promoción y regímenes de calidad

57.     Destaca que el sector lácteo podría beneficiarse de mayores iniciativas de promoción en los mercados nacionales y de terceros países en el contexto de las nuevas Acciones de Promoción, e insta a los productores a que participen en las nuevas campañas tras la entrada en vigor en 2016 de la nueva normativa de promoción, teniendo en cuenta que está previsto un incremento del apoyo financiero de la Unión Europea;

58.     Subraya que el mayor potencial del sector para crear valor no reside únicamente en la producción de productos sin transformar, y opina que deben aprovecharse al máximo las medidas de investigación orientadas a desarrollar productos lácteos innovadores de alto valor en los mercados de gran crecimiento, como los alimentos o los productos nutricionales para lactantes, personas mayores y atletas;

59.     Observa que la Asociación Europea para la Innovación «Productividad y sostenibilidad agrícolas» (AEI-AGRI), en virtud del programa Horizonte 2020, puede apoyar proyectos innovadores que contribuyan a desarrollar un sector lácteo sostenible y muy productivo con el fin de satisfacer la demanda mundial de productos lácteos de alto valor;

60.     Subraya el interés de consolidar el régimen de ayuda a la distribución de leche en las escuelas, fomentando la participación de las OP y dando prioridad a los productos lácteos locales y las cadenas de suministro cortas, para contribuir a fomentar hábitos alimentarios sanos entre los consumidores europeos;

61.     Observa que el sector no se ha implicado de forma significativa e igual en todos los Estados miembros en lo tocante a los regímenes de Denominación de Origen Protegida (DOP), de Indicaciones Geográficas Protegidas (IGP) y de Especialidad Tradicional Garantizada (ETG); pide a la Comisión que simplifique para los pequeños productores y empresas el acceso a estos regímenes y los requisitos administrativos para poder ser aprobados, que reduzca la carga administrativa que conlleva el proceso de solicitud, aunque sin dejar de mantenerlos como referencia de la calidad de los productos europeos, fuera de toda duda en los mercados de exportación de la UE, y que fomente de manera específica las actividades de comercialización para estos productos;

62.     Pide a la Comisión que simplifique las normas relativas a la reglamentación de la oferta de quesos con denominación de origen protegida o indicación geográfica protegida, especialmente por lo que se refiere a los requisitos mínimos necesarios para poder aprobar estos regímenes;

63.     Insta a la Comisión a que haga público a la mayor brevedad el informe previsto en el artículo 26 del Reglamento nº 1169/2011  sobre información alimentaria, relativo a un análisis de impacto sobre la implantación del etiquetado obligatorio de origen en la leche y los productos lácteos; lamenta que el Ejecutivo comunitario no haya elaborado aún este informe, que tenía que haber sido presentado antes del 31 de diciembre de 2014;

La gestión de riesgos en el sector lácteo

64.     Subraya que las medidas existentes de «red de seguridad», tales como la intervención pública y la ayuda al almacenamiento privado no constituyen por sí solas unos instrumentos adecuados para hacer frente a la volatilidad persistente o a una crisis en el sector lácteo; considera que los precios de intervención son demasiado bajos, ya no guardan relación con los actuales precios de mercado y han demostrado su ineficacia para garantizar unos precios a la salida de la explotación adecuados y estables a largo plazo;

65.     Recuerda a la Comisión la obligación que le incumbe, en virtud del artículo 219 del Reglamento (UE) nº 1308/2013, no solo de hacer frente a las perturbaciones del mercado en el momento sino también de tomar medidas inmediatas para prevenirlas, incluso en aquellos casos en que una actuación inmediata evitaría que esas amenazas se materializaran, continuaran o dieran lugar a una perturbación más grave o prolongada, o cuando la postergación de una actuación inmediata amenazara con provocar o agravar la perturbación o aumentara la envergadura de las medidas que serían necesarias posteriormente para hacer frente a la amenaza o a la perturbación, o pudiera ser perjudicial para la producción o para las condiciones del mercado;

66.     Pide a la Comisión que se implique con los interesados en el sector y que aplique unas disposiciones de red de seguridad más reactivas y realistas en función de las recomendaciones del OML, que aporten seguridad en las crisis en las que una bajada importante de los precios de la leche combinada con un aumento considerable de los precios de los productos básicos repercutan gravemente en el margen de ingresos de los ganaderos; pide que se actualice la intervención para reflejar los costes de producción y adaptarse mejor a los cambios del mercado;

67.     Pide a la Comisión que aplique unas disposiciones de red de seguridad más reactivas y realistas, y que el precio de intervención refleje mejor los costes de producción reales y los precios de mercado reales y se adapte mejor a los cambios del mercado; pide, por tanto, a la Comisión que adapte inmediatamente los precios de intervención; reconoce, además, que las restituciones por exportación deben reintroducirse temporalmente en caso de una crisis del mercado con arreglo a criterios objetivos;

68.     Pide a la Comisión que colabore con las partes interesadas para establecer indicadores relativos a los costes de producción que tengan en cuenta los costes energéticos, los fertilizantes, los piensos, los sueldos, los alquileres y otros costes de insumos esenciales, y que revise los precios de referencia en consecuencia; pide asimismo a la Comisión que colabore con las partes interesadas para definir un índice de mercado que incluya la tendencia de las cotizaciones de los productos, los precios de la leche y los costes de producción;

69.     Subraya que la experiencia actual del embargo ruso demuestra que es deseable disponer de líneas directrices, negociadas entre los Estados miembros, la Comisión y el Parlamento Europeo y que sirvan de orientación para la puesta en marcha de medidas;

70.     Subraya la importancia de contar con un instrumento de crisis más reactivo y realista, y recomienda a la Comisión, junto con el Parlamento en calidad de colegislador, que estudie con el sector la posibilidad de recurrir a instrumentos de gestión de riesgos como los mercados de futuros a fin de aprovechar la volatilidad del sector para incrementar su competitividad; considera que deberían estudiarse asimismo nuevos instrumentos de estabilización de ingresos, como los seguros de renta o la aplicación de un programa de protección de los márgenes de los productos lácteos;

71.     Pide a la Comisión que, en cooperación con los Estados miembros y los participantes del sector lácteo, desarrolle instrumentos de securización eficaces y adaptados contra las reducciones del precio de la leche sustanciales y abruptas;

Prácticas comerciales desleales en la cadena de suministro de productos lácteos

72.     Subraya que los productores del sector lácteo, especialmente los pequeños, son particularmente vulnerables a los desequilibrios en la cadena de suministro, debido en particular a las fluctuaciones en la demanda, el incremento en los costes de producción y la caída de los precios a la salida de la explotación, pero también a las particularidades de carácter económico de cada Estado miembro; considera que la presión a la baja sobre los precios por parte de los minoristas con marcas propias y el recurso persistente a las «ventas a pérdida» de la leche líquida por parte de los minoristas socava el trabajo y las inversiones de los productores del sector lácteo y devalúa el producto final ofrecido al consumidor; defiende la necesidad de introducir códigos de buenas prácticas entre los distintos actores de la cadena alimentaria; subraya la necesidad de encontrar mecanismos que efectivamente protejan a los productores de abusos de los agentes distribuidores y de su posición dominante en el mercado minorista y pide, por tanto, a la Comisión que presente a la mayor brevedad una propuesta para la contención de las prácticas comerciales desleales y estudie un enfoque sectorial del Derecho de la competencia y de las prácticas comerciales desleales;

73.     Considera que las prácticas comerciales desleales limitan en gran medida la capacidad de inversión y de adaptación del sector y que es necesario combatirlas tanto a escala de la UE como de los Estados miembros;

74.     Observa que los productores del sector lácteo se encontrarán en una posición aún más débil si no existe un programa de crisis, mientras la industria láctea y los grandes grupos empresariales del sector de la alimentación ganarán poder;

75.     Pide que se involucre en mayor medida a los productores del sector lácteo y a sus organizaciones en los mecanismos, grupos o iniciativas de gestión de la cadena de suministro alimentario;

76.     Encarga a su Presidente que transmita la presente Resolución al Consejo y a la Comisión.

 

 

 

 

Compartir