Las incertidumbres sobre el futuro del campo protagonizaron un cónclave en el que en este 2020 no había renovación de cargos

ASAJA-Soria celebró su Asamblea General Ordinaria Anual el 10 de septiembre, que en esta ocasión se llevó a cabo por vía telemática, debido a la situación de crisis sanitaria generada por el coronavirus. La junta directiva de la organización profesional agraria, que sí estuvo de forma presencial en la asamblea, se decantó por un sistema de videoconferencia, que permitió el desarrollo participativo de los socios, lo mismo que si hubiesen estado en una gran sala de manera presencial, como ha ocurrido año tras año. Por lo tanto, todos los que lo consideraron oportuno pudieron seguir perfectamente de manera telemática el cónclave, al que asistió como es habitual el presidente de ASAJA de Castilla y León, Donaciano Dujo.

La asamblea se inició a las 11:30 de la mañana, y en ella se presentaron, para su aprobación, las cuentas de 2019, así como el presupuesto de 2020, a través del tesorero de ASAJA-Soria, Eduardo Pacheco. Asimismo, el presidente de ASAJA-Soria, Carmelo Gómez, difundió el informe sobre la actividad sindical de la organización agraria durante el último ejercicio y  abordó el análisis del sector agroganadero. En este 2020 no había prevista la renovación de cargos, por lo que no hubo votaciones. Posteriormente, llegó el turno de ruegos y preguntas, como en cualquier asamblea presencial.

Durante la asamblea, incertidumbre fue una de las palabras que más estuvo presente. En ese sentido, Gómez no ocultó que “los ganaderos y agricultores hemos seguido trabajando y produciendo, pero las dificultades para vender lo nuestro han sido y son muy grandes. Cuando irrumpió el coronavirus no podíamos imaginar que la excepcionalidad se fuera a prolongar tanto y todo sigue muy en el aire a fecha de hoy”. Para Gómez, a eso hay que añadir “las incógnitas que se abren con la nueva PAC, una Política Agrícola Común que debería servir para fortalecer el tejido económico y social, de las zonas rurales como las de Soria, y establecer de verdad un sistema de reparto que asegure al agricultor y ganadero de esta provincia unos ingresos más justos y en igualdad de condiciones con otros territorios”.

El presidente de ASAJA-Soria abogó, en el transcurso de la asamblea, por “un modelo agrícola y ganadero que siga dando valor añadido a Soria, un sector que de verdad sea productivo.  No nos cansamos de decir que la agricultura es un sector imprescindible y estratégico, y como tal ya se ha demostrado con el confinamiento. Por eso debe ser tenido muy en cuenta por la ciudadanía en general y por las administraciones regionales, nacionales y europeas. Nuestra alimentación no se puede dejar en manos de terceros países, a los precios que nos impongan y sin las estrictas medidas de todo tipo que cumplimos a rajatabla nosotros a la hora de producir”.  

Por su parte, el responsable regional de ASAJA lamentó que la alimentación haya subido “cerca de 30 por ciento, debido a la pandemia, mientras que el precio de los productos que salen del campo sigan bajando, sin remisión. El año está siendo muy complicado; el arranque de este 2020, como acabó 2019, estuvo lleno de movilizaciones en la calle para reivindicar dignidad par el campo con el fin de ofrecer los mejores productos a los consumidores pero teniendo precios justos”. Dujo también tuvo palabras durante la asamblea para el problema de las plagas vegetales y recordó la importancia de pedir la “quema controlada de los rastrojos” a partir de una fecha concreta ya que “eso es más beneficioso para el campo que enfrentarse con las plagas con masivos tratamientos herbicidas, mucho más perjudiciales”.

Por último, también mencionó los problemas que generan los animales salvajes, porque provocan “accidentes, transmiten enfermedades a los ganados y daños a la agricultura” y ha apuntado que el pasado año se registraron más de 10.000 siniestros en las carreteras de la comunidad por animales de caza. Es que tengamos muy presente que van a echar a los ganaderos y lo único que se va a  quedar en los pueblos será la fauna salvaje sin control”.

 

Compartir