Las perspectivas para los mercados agrícolas de la Unión Europea son “favorables”, por la prevista recuperación de la demanda y la reapertura del canal Horeca (hoteles, restaurantes y cafeterías) conforme avance la vacunación contra la covid-19, según un informe publicado esta semana por la Comisión Europea.

El documento subraya que el sector agrícola de la UE “ha mostrado resiliencia” durante la crisis de la covid, ya que el impacto del cierre de los establecimientos se ha visto compensado “parcialmente” por el aumento de las ventas minoristas y del consumo doméstico.

El informe sobre perspectivas a corto plazo para los sectores agrícolas en 2021 presenta una visión general y por sector, a partir del análisis de las últimas tendencias de los mercados agroalimentarios, según recoge investing.com.

En particular, concluye que el sector no ha sufrido un impacto demasiado duro durante la pandemia, gracias al aumento de las ventas minoristas y al consumo de los hogares.

Además, explica que “reducirá incertidumbres” y beneficiará al sector el mejor clima en las relaciones con Estados Unidos, en particular en el ámbito comercial, gracias al acuerdo logrado recientemente para suspender temporalmente los aranceles impuestos tras la disputa aeronáutica.

Otro factor positivo, dice el informe, es el acuerdo de cooperación entre la UE y el Reino Unido logrado el pasado diciembre, aunque “ambas partes necesitan tiempo para adaptar y facilitar las condiciones necesarias para unos intercambios comerciales óptimos”.

Por sectores, indica que la subida de los precios de los productos de cultivos herbáceos está ayudando a los agricultores y ganaderos a compensar el encarecimiento de los fertilizantes y otros insumos.

Si se confirman los pronósticos de cosecha, añade el informe, los precios de los piensos deberían estabilizarse, lo que contribuirá a aliviar la presión sobre el sector ganadero, que afronta el reto de contener la propagación de la peste porcina y la gripe aviar.

En los últimos meses se ha mantenido la tendencia al aumento del consumo de carne de cerdo y de aves de corral y la caída en el caso de la carne de vacuno.

Bruselas prevé que la reapertura del canal Horeca dé lugar a un aumento del consumo de queso y mantequilla en la UE.

Además, confía en que la demanda mundial de productos lácteos aumente las exportaciones de la UE.

En el caso del vino y el aceite de oliva, el uso doméstico en la UE va en aumento y las perspectivas de exportación “están mejorando”.