La consejera de Agricultura y Ganadería, Milagros Marcos, mantuvo esta semana en Madrid su primer encuentro con el ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, al que trasladó la posición de Comunidad de Castilla y León frente a la futura PAC y la necesidad de modificar las propuestas actuales que ha presentado la Comisión Europea.

Milagros Marcos propuso que la financiación de la PAC se plantee en los mismos términos y que no se produzcan recortes, frente a la primera propuesta de la Comisión Europea que supondría una reducción de 53 millones de euros anuales para Castilla y León. Esa posición, reclamó, debe ser defendida por el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, al que, de mantenerse los recortes, reclamó su compromiso expreso de incrementar la partida que aporta el Estado al presupuesto europeo y así asegurar el mismo nivel de financiación actual.

Al mismo tiempo, deberá instar a los socios europeos en este mismo sentido, tal como hiciera en su momento el anterior presidente del Gobierno, según señaló Milagros Marcos, para compensar la pérdida del presupuesto propuesto en la nueva PAC por la falta de aportaciones netas del Reino Unido y por el desarrollo de nuevos desafíos europeos. En segundo lugar, y en caso de no conseguir eliminar las propuestas actuales de reducción ni el incremento de aportación de los estados miembros, Milagros Marcos propuso la creación de un Fondo de Garantía Estatal para compensar las reducciones de financiación que permiten el desarrollo rural en el territorio español.

La consejera insistió especialmente en uno de los aspectos de la propuesta de Castilla y León como es el referido al refuerzo de las medidas del Reglamento actual para preservar aspectos relacionados con el equilibrio y la transparencia de la cadena de valor alimentaria, en la que el productor es el eslabón más frágil. En este sentido, Marcos pidió que se incorporen medidas en el reglamento europeo para fomentar las relaciones contractuales y la transparencia en las relaciones comerciales, esta última con observatorios estandarizados de precios y de costes de producción, como está desarrollando Castilla y León. Además, enfatizó que no hay que plantear las subvenciones como subsidios, sino para desarrollar un sistema impulsor de la agricultura por parte de los profesionales del campo.

Fuente: ABC

Compartir