Los gobiernos de España y Francia han asegurado que ningún acuerdo futuro que cierren la Unión Europea (UE) y el Reino Unido, una vez se haga efectivo el “brexit”, puede ir en detrimento de los estándares comunes alcanzados de calidad y seguridad agroalimentaria.

Este ha sido uno de los asuntos abordados por el ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, y su homólogo francés, Didier Guillaume, en un encuentro mantenido en Madrid esta semana en el que han analizado cuestiones de actualidad para el sector como la salida de Reino Unido e la UE, el futuro de la Política Agraria Común (PAC) o las elecciones europeas del 26 de mayo.

Sobre la necesidad de mantener los estándares agroalimentarios, Planas ha afirmado que es una posición que comparten con Francia “y debe ser referencia de cara al futuro”.

En su intervención ha manifestado que espera que el “brexit” sea “lo menos traumático posible” para la UE y el Reino Unido y ha recordado el decreto aprobado el viernes pasado por el Consejo de Ministros con acciones para España en caso de que no haya acuerdo.

Por su parte, Guillaume ha indicado que su país está preparado para afrontar el “brexit”, ya han establecido unos primeros controles en las fronteras y está diseñando los controles alimentarios, que son de gran importancia para el resto de la UE, ya que por el territorio francés transita el 80 % de la mercancía alimentaria entre ambas zonas.

Es un trabajo que, según el ministro francés, está debatiendo París con Bruselas, pero adelanta: aunque hubiese un “brexit” duro, “no cambiará todo de la noche a la mañana”.

Ha admitido, además, que pueden surgir “problemas” para el sector pesquero y los productos frescos y perecederos, pero da por hecho que tendrán que solucionarse a través de acuerdos comerciales.

Ha puesto como ejemplo la delicada situación en la que queda la flota francesa, especialmente si hay un “brexit” no amistoso, ya que “a los 20 minutos de salir -de su puerto- ya pueden estar en aguas británicas”.

Una PAC por el medioambiente

En relación con la futura PAC, ambos han subrayado que una de sus “señas de identidad” debe ser su “ambición” por el medio ambiente y la lucha contra el cambio climático.

Planas, además de reclamar un presupuesto suficiente, ha remarcado que la UE está en “un cambio de paradigma” y “Francia y España” están de acuerdo en “dar ese salto” hacia la nueva PAC para “afrontar los envites”.

En este sentido, ha puesto en foco en que los comicios europeos de mayo son “fundamentales” también para el futuro de la PAC y que, en ese sentido, los “mayores peligros” son los “nacionalismos y los extremismos”.

Para Guillaume, el presupuesto presentado para la futura PAC “no corresponde a lo que tiene que ser”, tras rememorar la unión que mostraron varios países de la UE, entre ellos Francia y España, en actos en los que reclamaron que se mantuviera el presupuesto de la anterior PAC.

“Es fundamental para nosotros y para ayudar a nuestros agricultores e indispensable para la mutación hacia la agroecología y el medioambiente que son muy importante para la PAC”, ha señalado.

El ministro francés ha defendido una PAC “común” e “integrada” entre todos los Estados miembro y que la elaboración de planes estratégicos por parte de cada país para desarrollarla aporta “cierta flexibilidad”, pero no supone una renacionalización, idea que ha sido defendida también por Luis Planas.

Otro de los temas de la reunión han sido los focos de Peste Porcina Africana (PPA) declarados en una zona belga próxima a la frontera con Francia, frente a los que Guillaume ha justificado las “fuertes” medidas adoptadas, como la colocación de vallas y Planas ha recordado que Bruselas tiene un importante papel como coordinador contra esta amenaza sanitaria.

Fuente: efeagro.com

Compartir