No podría haber mejor ejemplo en lo que a evolución, trabajo serio y dedicación total a los agricultores y ganaderos que el de ASAJA de Ávila. Nuestras siglas son un símbolo y un referente para el sector en toda España, por supuesto en Castilla y León, con valores que nos definen y que hablan de esfuerzo, de honestidad y de reivindicación por los intereses de los profesionales del sector, como así lo manifiestan también los agricultores y ganaderos cada vez que acuden a las urnas. Y, en los últimos años, es Ávila el modelo a tener en cuenta.

Una organización que, con el liderazgo de su presidente provincial, Joaquín Antonio Pino, miembros de la junta directiva y equipo técnico, ha pasado de ser de tamaño reducido y sectorial a convertirse en el referente del sector en la provincia, tanto por la profesionalidad de los servicios como a nivel reivindicativo no sólo en la calle, sino también en los despachos. Su compromiso con el sector, que no entiende de horas, está fuera de toda duda. Lo han demostrado día a día, con el impulso necesario para contar en la actualidad con una organización que vertebra toda la provincia, que está al lado del sector buscando soluciones a cada problema, con espíritu colaborativo con Ayuntamiento, Diputación y Junta de Castilla y León, y con contundencia cuando el diálogo con las administraciones no ha sido fructífero.

Lo raro sería no votar a ASAJA. Os animo a hacerlo, a confiar en una organización unida, la única que es representativa en toda la Comunidad, en España y ante la Unión Europea; el voto útil. Ninguna otra organización en Ávila tiene esas credenciales.

Donaciano Dujo

Presidente de ASAJA Castilla y León

Compartir