Comenzamos una nueva etapa política en Castilla y León. Despedimos a Juan Vicente Herrera, un buen hombre, campechano, que ha sabido escuchar al sector agrario de la Comunidad. Pero el tiempo no para, es el tiempo de Alfonso Fernández Mañueco. Un Mañueco que tendrá que contar, y no poco, con sus aliados políticos, los de Ciudadanos.
El refranero castellano es muy sabio, y como las cosas hay que verlas con perspectiva, veremos qué hacen y qué no hacen: “el camino se demuestra andando”. Es el tiempo de que los Populares y los de Ciudadanos demuestren ese compromiso con nuestra tierra y con el sector agrario que con tanta verborrea han pregonado por todos los rincones de nuestra región. “Hechos son amores, y no buenas razones”. Y hacen falta hechos, hacen falta medidas y gallardía política para encarar y solucionar las grandes pérdidas que provoca el lobo a nuestros ganaderos, hace falta un mismo criterio uniforme en toda la Comunidad que no provoque situaciones de discriminación en nuestra provincia como ocurre con el tema de los incendios y el acotamiento de pastos, hace falta cordura y sentido común, mucho sentido común.
Es tiempo de cambios, y si hay que cambiar la normativa europea para poner coto al problema del lobo pues habrá que cambiarla, y si las Cortes tienen que modificar la Ley de Montes de la comunidad hágase, pero ya. Y hay que poner medidas que palien los estragos que ha provocado la sequía en nuestra provincia, desgraciadamente la más afectada y con la que más se ha cebado el caprichoso clima. Por eso hemos pedido a las administraciones que tengan en cuanta esta situación extraordinaria y se pongan en marcha las medidas que necesitamos y que en este periódico podéis leer.
Señores consejero de Agricultura y consejero de Medio Ambiente, Jesús Julio Carnero y Juan Carlos Suárez-Quiñones, en primer lugar les felicito por su nombramiento pero a la vez les pido que atiendan nuestras necesidades, que mantengan una fluida interlocución con ASAJA y que se mojen estos cuatro años, cuestión que hacemos extensible José Francisco Hernández, que de nuevo llevará el timón de la Delegación Territorial de la Junta en Ávila.
Al presidente de la Diputación Provincial, Carlos García, le hemos manifestado nuestro pesar por el nulo apoyo que hasta ahora desde esa institución se da a los agricultores y ganaderos de la provincia. Cuatro fueron los compromisos adquiridos con nosotros, uno de ellos, el apoyar el seguro agrario cuya contratación para cereales comienza en breve. Veremos si se cumple o no la palabra dada. “El camino se demuestra andando”.

Compartir