El presidente del Consejo General de Colegios Veterinarios de España, el Catedrático Juan José Badiola ha sido el encargado de disertar sobre los problemas que acarrea la fauna salvaje.

El presidente de la Asociación Agraria Jóvenes Agricultores (ASAJA) de Ávila ha agradecido en primer lugar la predisposición del Catedrático Juan José Badiola, por acudir hasta Ávila. Él ha sido el encargado de hablar sobre las enfermedades emergentes y reemergentes y el papel de la fauna silvestre.

En dicho acto el dirigente provincial, Joaquín Antonio Pino, ha afirmado que: “En ASAJA-Ávila y ASAJA-Salamanca hemos unido fuerzas, presentado propuestas al Ministerio de Agricultura y a la Junta de Castilla y León para dejarles claro que el ganadero debe estar mejor y puntualmente informado de todas las actuaciones que realizan a su ganado y ser su prioridad”.

En este sentido ha asegurado Pino: “ASAJA de Ávila ha logrado avances, aunque continúa reclamando mejoras. La administración regional aceptó una de nuestras propuestas con las llamadas T3 históricas. Otro de los avances logrados, la liberalización de movimientos a cebaderos, beneficiando a todos los profesionales del sector vacuno. ASAJA-Ávila, en su momento, también fue clave para conseguirla creación de los denominados cebaderos sucios”.

Ha afirmado el dirigente provincial que “se están poniendo todos los esfuerzos para que la zona con problemas de interacción en la transmisión de tuberculosis y la fauna salvaje de El Barco de Ávila sea una de los territorios en los que se centren las miradas en un estudio supra autonómico.

También ha aseverado que fruto de las gestiones y jornadas realizadas por ASAJA en la  comarca de El Barco de Ávila, expertos en la materia conocieron sobre el terreno a pie de explotación la realidad que padecen los ganaderos y ya está en marcha en la zona un proyecto conjunto entre la Consejería de Fomento y Medio Ambiente y la de Agricultura y Ganadería de la Junta de Castilla y León en el municipio de Navalonguilla para lograr atajar este problema y la incidencia de la fauna salvaje en la sanidad de la ganadería como son conocedores los ganaderos de la zona.

En dicho acto también se ha referido a la problemática del lobo en el territorio, ha subrayado que “ASAJA-Ávila fue la organización pionera de mostrar a la Unión Europea que las medidas preventivas puestas en marcha en Ávila no funcionan en el territorio”.

Sobre los cánidos también ha hablado el presidente regional de ASAJA, Donaciano Dujo, quien ha apostillado “que las administraciones están protegiendo al lobo y echan del territorio al ganadero”.” Tiene que primar el conocimiento veterinario sobre los políticos, porque ellos no lo conocen con exactitud”. Por ello ha vuelto a reivindicar un Plan Nacional de sanidad animal.

Donaciano Dujo se ha preguntado: Si lo correcto es una vaca por hectárea de pasto, ¿Se han planteado las administraciones cuánta fauna salvaje hay por hectárea? Ha añadido que en este sentido debe de haber una política de control de la fauna salvaje real y eficiente, porque mientras no se acabe con la fauna salvaje, no se acabará con las enfermedades en animales.

“Apelamos al entendimiento y a la protección al ganadero, que es quien alimenta a la sociedad porque no pueden enfrentarse a más de 2000 lobos en la comunidad y a 4000 reses muertas”, ha subrayado.

Por su parte el presidente del Consejo General de Colegios Veterinarios de España, Juan José Badiola, ha puesto de manifiesto que los programas sobre sanidad animal no han funcionado y no se tiene en cuenta tampoco que los animales conviven con la fauna salvaje y comen y beben en el mismo lugar.

En sus palabras, la población de fauna silvestre ha aumentado en Europa, y por ende en España, sin tener en cuenta las densidades, que se han visto multiplicadas con el paso del tiempo.

Hay que preguntarse, a juicio del presidente del Consejo General de Colegios Veterinarios de España, porqué por ejemplo el lobo se ha ido expandiendo y no se ha hecho nada para que prolifere de forma incontrolada.

Al concluir la alocución, tanto el presidente regional como el provincial de ASAJA se han referido al proceso de elecciones agrarias.

Ambos han criticado a la Junta de Castilla y León que cientos de ganaderos y agricultores no puedan acudir a votar el próximo 11 de febrero.

Ha apuntado el presidente provincial, Joaquín Antonio Pino, que en el caso de Ávila son cerca de cien personas las que no podrán acudir a la urna, algo que ha reafirmado Donaciano Dujo, quien ha cifrado en 4.000 el número de trabajadores del campo que no podrán ejercer su derecho al voto.

Por este motivo, ambos han solicitado a la administración regional que se pongan en marcha los mecanismos necesarios para poder acabar con esta situación y solventar las incidencias de cara al próximo 11 de febrero.

Compartir