A primeros de junio se ha desbloqueado la suspensión de los plazos de ayudas, solicitudes y otros trámites administrativos, que se había establecido al comienzo del estado de alarma. En las oficinas de ASAJA se redobla estos días el trabajo para concluir a tiempo la tramitación de numerosos expedientes de los agricultores y ganaderos.

El 15 de junio marcaría el fin de plazo para la campaña de la PAC, así como otras líneas importantes para el sector, como la modernización de explotaciones, la incorporación de jóvenes y la reestructuración del viñedo. Este cambio de ritmo en la administración, tras casi dos meses de paralización, se está notando también en la recuperación de las inspecciones a explotaciones, en unos días de máximo trabajo para el sector agrario, a las puertas de la cosecha y con labores intensas en el regadío, algo que ha advertido ASAJA a los Servicios Territoriales de Agricultura y Ganadería.

En las oficinas de ASAJA se ha seguido trabajando y tramitando expedientes casi con total normalidad, gracias a las herramientas telemáticas, pero aún quedan flecos por rematar, para lo que se pide a los socios que colaboren facilitando toda la documentación que está pendiente.

La normativa establece que la solicitud única de la PAC, incluido el régimen de pago básico no podrá ser posterior al 15 de junio de 2020. Además, se establece que las modificaciones a la solicitud única se presentarán a más tardar el 30 de junio de 2020, es decir: el plazo de modificación de la PAC, la fecha en la que se tiene que tener a disposición la superficie por la que se soliciten y asignen derechos de la reserva nacional y la presentación de modificaciones del SIGPAC.

Seguros y otros

Respecto a los seguros, ASAJA recuerda a los agricultores que el 30 de mayo finalizaba el plazo de los seguros de remolacha, explotaciones forestales, frutales sin cobertura de helada, explotaciones hortícolas y patata de media estación. A la vez, a primeros de junio se abría un nuevo periodo de contratación para los seguros pecuarios. Recordar también que ya se recuperan los plazos para que los ganaderos registren guías, nacimientos, muertes, etc.

Compartir