Una España para todos los españoles, por Joaquín Antonio Pino

35

Suelo aprovechar estas líneas para analizar asuntos relacionados con nuestro día a día, con las políticas que nos afectan a los agricultores y ganaderos, con las decisiones que marcan nuestro quehacer diario. Pero hoy parece obligado reflexionar sobre lo que ya forma parte de la Historia, una nueva etapa que ya se ha abierto para todos los españoles: la del reinado de Felipe VI.

Arrancó su reinado con un discurso ante las Cortes Generales que nos hizo tener más esperanza en el futuro. Un futuro presidido por la dignidad y la honestidad, que me atrevo a decir también debería alcanzar a otros sectores de nuestro país, contagiando la “conducta íntegra, honesta y transparente”, de la que habló Felipe VI, a las clases política y económica españolas. Fue un discurso integrador, como no podía ser de otra manera, en una España de todos y para todos.
La monarquía parlamentaria, nuestro modelo de Estado, nos ha dado grandes alegrías, sobre todo prosperidad y estabilidad, y sin duda ha contribuido a que todos disfrutemos de la mayor época de prosperidad conocida en nuestra Historia.

Desafíos en su camino no le van a faltar. El descontento y la alta tasa de paro por la crisis económica, la desconfianza hacia los políticos o los movimientos separatistas son algunos de los retos que el nuevo y preparado monarca tendrá que afrontar. Una nueva etapa en la que los Reyes de España deberán ser un ejemplo a seguir por todos nosotros. Una ejemplaridad que tiene que convertirse en la piedra angular de este nuevo reinado.

 

Joaquín Antonio Pino es presidente de ASAJA de Ávila

Compartir