A raíz de la situación creada por la pandemia del COVID-19, la Consejería de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural ha recogido en una circular algunas pautas útiles a tener en cuenta para toda la cadena de producción, desde la producción de materias primas para la alimentación animal y humana, pasando por la industria agroalimentaria y terminando en la distribución.

1. Buenas prácticas higiénicas:

  • Se deben restringir las visitas de personal ajeno.
  • Es conveniente establecer turnos de trabajo evitando el contacto entre los trabajadores.
  • La entrada y la salida del personal deben de hacerse de forma escalonada evitando al máximo el contacto en los accesos y vestuarios.
  • Se deben planificar los descansos dentro de la jornada laboral para evitar la concentración de los trabajadores en determinadas áreas.
  • En el centro de trabajo hay que reducir al máximo el contacto físico entre trabajadores guardando una distancia mínima de 1,5 metros.
  • Se extremarán las medidas de higiene personal, especialmente mediante el correcto y frecuente lavado de manos con agua y jabón.
  • En las zonas en las que no existan lavamanos suficientes se dispondrá de geles con solución hidro-alcohólica.
  • Se valorará el uso de guantes y se dispondrá la frecuencia de sustitución de los mismos.
  • Se deberán reforzar las actividades de limpieza y desinfección de instalaciones, equipos y vehículos, prestando especial atención a las superficies de contacto.
  • Se deberá adaptar la desinfección a la actividad de la empresa, cambios de turnos y operarios. Los desinfectantes utilizados deberán garantizar la eficacia para inactivar el coronavirus.
  • En los establecimientos con acceso de clientes, cuando sea necesario, se deben establecer cuantas medidas higiénicas sean precisas para evitar contagios, con instrucciones claras y sistemas de vigilancia para garantizar su cumplimiento.

2.Recomendaciones para los trabajadores

La concienciación por parte de los trabajadores es crítica en el control por lo que se deberá mantener informados a los trabajadores en relación con los riesgos derivados del COVID-19, las prácticas a realizar y el uso de equipos de protección.Es también necesario que los trabajadores conozcan la sintomatología más común de esta infección y cómo actuar en caso de sospechar que padecen la enfermedad. Los principales síntomas de la enfermedad son fiebre (que puede ser leve), tos y dificultad respiratoria.

En caso de tener síntomas en el trabajo deben informar de manera inmediata a su responsable directo, evitando el contacto con otros trabajadores. Si los síntomas se inician en su domicilio no deben acudir bajo ningún concepto al centro de trabajo. De forma inmediata deben autoaislarse, contactar con el teléfono de información de coronavirus habilitado en Castilla y León 900222000 y avisar a la empresa.

3.Actuaciones en caso de sospecha de enfermedad de algún trabajador:

Los casos sospechosos, de forma preventiva, deben tratarse como un caso positivo.
Ante la comunicación de un trabajador de padecer sintomatología compatible con el COVID 19, se le apartará del puesto de trabajo evitando el contacto con otros trabajadores. Se deberá evitar la exposición de otros trabajadores a las instalaciones, equipos y útiles susceptibles de estar contaminados, procediendo a la limpieza y desinfección de los mismos.
Se deberá poner en conocimiento del Servicio de Prevención de Riesgos para que hagan un estudio de contactos y se actúe sobre los mismos.

Compartir