Se ha publico en el BOE el Real Decreto-ley aprobado por el Consejo de ministros por el que se amplía un mes el plazo de presentación y pago de declaraciones y autoliquidaciones de impuestos para pymes y autónomos, los agricultores y ganaderos entre ellos.

La norma establece que quienes tengan una facturación de hasta 600.000 euros podrán aplazar hasta el 20 de mayo la presentación de la declaración trimestral del IVA y el pago fraccionado del Impuesto sobre Sociedades, así como del IRPF.

En el caso de declaraciones domiciliadas, el plazo se amplía también un mes y pasa del 15 de abril al 15 de mayo.

Con independencia del momento de la presentación, todos los cargos se realizarán el 20 de mayo. Eso incluye también las declaraciones presentadas antes del 15 de este mes.

Hay que recordar que, con motivo de la actual alerta sanitaria, ya se dictó una norma que permitía a pymes y autónomos acogerse al aplazamiento del pago de impuestos, hasta 30.000 euros durante 6 meses, sin pagar intereses durante los tres primeros. Por ejemplo, una PYME o Autónomo que tenga que ingresar el IVA el 20 de abril, si solicita aplazamiento no pagará nada hasta el 20 de julio y hasta el 20 de octubre tendrá un fraccionamiento con intereses de demora.

Compartir