La Delegación de la Junta en León va a archivar, a petición de ASAJA, una docena de denuncias del Seprona contra otros tantos ganaderos de municipios de Picos de Europa, por considerar que no se infringe la normativa citada por el denunciante.

EL
SEPRONA DENUNCIA A UNA DOCENA DE GANADEROS

POR
NO RECOGER LAS VACAS EN DIAS DE NEVADA.

 

La
Delegación de la Junta en León va a archivar, a petición de ASAJA, una docena
de denuncias del Seprona contra otros tantos ganaderos de municipios de Picos de
Europa, por considerar que no se infringe la normativa citada por el
denunciante. Los agentes del Seprona denunciaron a los ganaderos por tener sus
vacas en el campo el 15 de enero, día que se encontraban los campos con nieve y
había temperaturas de bajo cero, al entender dichos agentes que se vulneraba el
Reglamento de Sanidad Animal por no "atender y vigilar sus animales para
mantener su buen estado sanitario y de bienestar"
. Se cita en la
denuncia el Artículo 12 y el 104 de dicho Reglamento.

 

La
organización agraria agradece la sensibilidad de la Delegación para dar por
cerrado este tema sin la necesidad de incoar expediente y esperar a las
alegaciones y recursos de los afectados, y espera que el exceso de celo o en su
defecto la mala fe de los agentes no conlleve a otras situaciones similares. En
opinión de ASAJA, ya bastante complicada es la actividad ganadera en zonas de
montaña como Picos de Europa, acrecentada con la baja rentabilidad y problemas
aún no solucionados como la brucelosis, para que alguien trate de buscar
"cabezas de turco" para colgarse medallas ante los superiores
jerárquicos. En opinión de ASAJA, alguien está perdiendo el sentido en este
país si se sataniza al ganadero que, haciendo lo que ha hecho toda la vida
tiene su ganado en el campo incluso cuando nieva y hace frío, y por el
contrario nos mostramos impasibles ante los cientos de indigentes que cada noche
duermen a la intemperie en cualesquiera de nuestras ciudades.

 

ASAJA
considera que nadie mejor que el ganadero para saber lo que es bueno o malo para
sus animales, y en concreto los ganaderos de la montaña leonesa que siempre han
vivido de explotar su único patrimonio, la ganadería. Y en todo caso,
continúa manifestando ASAJA, el estar encima de la nieve no tiene que ser
necesariamente un sacrifico, como bien han aprendido los vecinos y ganaderos de
la localidad de Puebla de Lillo.

León,
5 de marzo de 2003.

 

Compartir