En el mejor de los escenarios posibles, es decir, contando con disponer del caudal normal de riego el sábado o domingo próximos si la Confederación Hidrográfica consigue arreglar el Canal Principal del embalse de Barrios de Luna, las pérdidas en los cultivos serán de al menos 4,8 millones de euros.

LA ROTURA DEL CANAL OCASIONARA PERDIDAS DE AL MENOS

4,8 MILLONES DE EUROS.

En el mejor de los escenarios posibles, es decir, contando con disponer del caudal normal de riego el sábado o domingo próximos si la Confederación Hidrográfica consigue arreglar el Canal Principal del embalse de Barrios de Luna, las pérdidas en los cultivos serán de al menos 4,8 millones de euros. Las 23.000 hectáreas regables por el canal que están destinadas a cultivo del maíz, tendrán unas pérdidas de producción por el retraso del riego en 10 días coincidiendo con el momento más crítico del desarrollo del cultivo, acompañado de una fuerte ola de calor, que ascenderán a un 15% de lo que sería una cosecha normal, y equivalente a 1.600 kilos por hectárea (sobre una producción media de 11.000 kilos por hectárea).

Estas pérdidas son ya irreparables, y lo que ahora se trata es de evitar una situación peor si el tiempo de espera del agua de riego se alarga sobre lo previsto, y si estos días la ola de calor ocasiona unos daños mayores de los esperados, ya que a la falta de agua para el riego se están sumando unas temperaturas más altas de lo que es habitual en León en esta época.

ASAJA pedirá hoy al Subdelegado del Gobierno Francisco Alvarez, en una reunión concertada para las 13 horas, que se haga una primera valoración de las pérdidas y que a su vez se vaya actualizando en las próximas fechas, y pedirá también que se habilite la fórmula de compensar a los agricultores por los daños causados, bien de forma directa por la propia administración, o bien reclamándolo a las compañías de seguros si la Confederación tiene suscritas pólizas para cubrir la responsabilidad civil de este tipo de daños.

ASAJA considera que a raíz de lo ocurrido, es el momento de revisar las relaciones entre la Confederación y las comunidades de regantes, y que estas últimas deberían de participar en la toma de decisiones de obras de mantenimiento, una obras que por cierto sufragan los regantes con las tarifas de riego. Respecto a la reparación del Canal, ASAJA considera que esta circunstancia debería de estar prevista y por tanto asegurado el riesgo con una compañía privada, y que de no ser así, sería una negligencia de la Administración cuyas consecuencias no pueden pagar los usuarios.

ASAJA aprovechará la reunión con el Subdelegado del Gobierno para interesarse por la política hidráulica en general, y pedirá que se cumplan los compromisos del Plan Hidrológico y Plan Nacional de Regadíos, y urgirá una solución al problema de las tarifas de riego.

León, 30 de junio de 2004.

Compartir