Las Cortes de Castilla y León debatirán en próximas fechas una proposición de Ley del Grupo Parlamentario Socialista para que se reforme parcialmente la Ley de Concentración Parcelaria de Castilla y León.

LAS CORTES DEBATIRAN LA REFORMA DE LA LEY DE CONCENTRACIÓN PARCELARIA

Las Cortes de Castilla y León debatirán en próximas fechas una proposición de Ley del Grupo Parlamentario Socialista para que se reforme parcialmente la Ley de Concentración Parcelaria de Castilla y León. La iniciativa parlamentaria se admitió a trámite por la Mesa de las Cortes en su reunión del 5 de febrero. La propuesta fue formulada en su día por la organización regional de ASAJA, atendiendo a las necesidades de los propietarios de tierras afectados por obras de regadíos. Con posterioridad, tanto ASAJA como la Upa y la Coag, han apoyado por escrito esta iniciativa, y han pedido al Grupo Parlamentario Popular su voto favorable.

Destacar que ASAJA se había dirigido con esta petición tanto al Consejero de Agricultura y Ganadería de la Junta como al propio Partido Popular, habiendo recibido el no por respuesta a una propuesta que además de lógica es imprescindibles para soportar los altos costes de la amortización de los regadíos.

En el texto, se pide que las obras complementarias, que son las que afectan a los regadíos, se paguen por los interesados en un plazo máximo de 40 años – 20 años en la actualidad -, y que el tipo de interés se rebaje del 4% actual al 2%. También se pide que se apliquen estas nuevas condiciones a cantidades reintegrables pendientes derivadas de obras complementarias ya ejecutadas.

La iniciativa afectaría en León a varias localidades que están en proceso de concentración parcelaria o que se han ejecutado en los últimos años. Por destacar algunas, se pude mencionar la de Vega de Infanzones, Gradefes, Tabuyo del Monte, Villafruela, Quintana del Castillo, Valderas, Arenillas de Valderaduey, Villasabariego, etcétera. No afectará a los regadíos de Payuelos ni a los de la Margen Izquierda del Porma, ya que estos se ejecutan mediante convenio entre la Junta y el MAPA, y se aplica la Ley del Iryda. ASAJA ya ha solicitado también que se modifique esta última Ley, utilizando los mismos argumentos: necesidad de tipos de interés más bajos y plazos de amortización de las obras más largos.

ASAJA espera que esta vez los parlamentarios regionales de todas las formaciones políticas, y especialmente los leoneses, tengan la sensibilidad suficiente como para apoyar una iniciativa que es buena para los intereses agrarios de la región, y en especial de esta provincia.

Compartir