La organización agraria ASAJA ha exigido hoy a la Junta de Castilla y León que aplique el Título VII de la Ley Agraria y declare como plaga agrícola la masiva población de conejos que está ocasionando enormes daños en la agricultura de la comarca de El Bierzo. Paralelo a dicha declaración oficial de plaga agrícola, ASAJA pide que se haga también la declaración de utilidad pública la lucha contra la misma, algo que tiene que ser mediante Acuerdo de la Junta de Castilla y León.
La citada Ley dota a la Junta de medios suficientes para hacer frente a esta plaga de conejos y reducir la población de los mismos hasta niveles compatibles con la actividad agrícola. Además, dado que los daños se están ocasionando en cultivos permanentes como frutales y viñedo, con un efecto arrastre de varios años, ASAJA pide a la consejería de Agricultura que habilite partida presupuestaria para compensar la totalidad de los daños, incluido el lucro cesante. También, en el caso de viñas devastadas en su totalidad que no se puedan recuperar, ASAJA exige que se garantice al propietario los derechos de nueva plantación.
ASAJA considera que la Junta ha hecho dejación de sus funciones desatendiendo las quejas de los agricultores que llevan meses viendo como la plaga de conejos acaba con la vida de cientos de miles de plantas de frutales y viñedo. Las próximas fechas son todavía más críticas ya que además de los daños en la planta, los conejos se pueden comer la mayoría de los brotes verdes impidiendo el desarrollo normal de la vid y la formación de fruto.
Uno de los factores desencadenantes de la plaga y que a su vez dificulta el control de la misma, es la existencia de multitud de fincas abandonadas ( “a poulo”), llenas de maleza, donde se resguardan los conejos. ASAJA exige a la Junta que aplique el artículo 85 de la Ley Agraria, sobre infrautilización del suelo agrario, procediendo a la declaración de las parcelas que están en esta situación y apercibiendo al titular de las consecuencias que se deriven del mantenimiento de dicha situación conforme a lo que establece la ley.
ASAJA dará a partir de hoy un plazo no superior quince días a la Junta de Castilla y León para que adopte medidas eficaces y definitivas para controlar esta plaga, y en caso contrario, convocará una manifestación de protesta en Ponferrada a la que llamará a acudir a todos los fruticultores y viticultores.
Ponferrada, 27 de febrero de 2018.

 

Compartir