El ministerio de Agricultura ha autorizado, por una campaña, el uso de semillas de remolacha tratadas con productos conocidos como neocotinoides. En este caso son productos formulados a base de CLOTIANIDINA 400 g/l+ BETA-CIFLUTRINA 53,3 g. (FS).
Este uso está condicionado:
  1. A que las siembras se hagan entre el 15 de febrero y el 25 de mayo de 2019.
  2. En las fincas se dejará una banda de tierra en barbecho de 1 metro, perimetral a la parcela sembrada.
  3. En las fincas sembradas con semilla tratada, al año siguiente se sembrarán de cultivo considerado no atractivo para los insectos polinizadores (no podría ser por ejemplo colza, girasol,….).
  4. Los agricultores que utilicen estas semillas, previo a la siembra, lo han de comunicar al departamento correspondiente de la Comunidad Autónoma (esto a día de hoy no está regulado, suponemos que lo llevará la Sección de Sanidad Vegetal, y que habilitará un modelo de impreso para la comunicación). Será dicho organismo el que establezca el control y las medidas en el caso de incumplimiento por parte del agricultor.
ASAJA. León, 19 de febrero de 2019.
Compartir