INTENTAN REFLOTAR A LA QUESERA ROFER

22

La industria láctea ROFER, ubicada en Pola de Gordón, que se declaró en suspensión de pagos la pasada primavera manteniendo unas deudas con 140 ganaderos de 703.000 euros, ha formalizado un preacuerdo de compra por parte de un grupo inversor que adquiriría más del cincuenta por ciento del capital social

INTENTAN REFLOTAR A LA QUESERA ROFER

La industria láctea ROFER, ubicada en Pola de Gordón, que se declaró en suspensión de pagos la pasada primavera manteniendo unas deudas con 140 ganaderos de 703.000 euros, ha formalizado un preacuerdo de compra por parte de un grupo inversor que adquiriría más del cincuenta por ciento del capital social, y en cuyo accionariado podría intervenir también la empresa pública participada también por las cajas de ahorro de capital riesgo SODICAL, manteniendo los antiguos accionistas una participación minoritaria.

ASAJA ha mantenido contactos con los que con toda seguridad serán los nuevos gestores para negociar la mejor forma posible de cancelar la deuda teniendo en cuenta los intereses de los ganaderos y favoreciendo un proyecto empresarial que a todos interesa sea viable y tenga futuro.

La organización agraria ASAJA aglutina en este proceso a unos 40 ganaderos que han reclamado la deuda a través de los servicios jurídicos de la asociación, y cuyo importe global es de casi la mitad de la misma. Dado que quedan varios ganaderos de ASAJA que no han reclamado la deuda por vía judicial, o no lo han hecho en la organización, se aconseja a los mismos a ponerse en contacto con la organización para incluirles dentro del grupo a efectos de los acuerdos con los que se pueda llegar con los nuevos propietarios. ASAJA mantendrá reuniones privadas con dichos ganaderos cuando haya propuestas concretas y el proyecto empresarial esté claro.

Compartir