Los agricultores que están acogidos al programa agroambiental de la remolacha tienen una serie de obligaciones que han de cumplir para cobrar la ayuda establecida. Una de las obligaciones que hay que cumplir, y que conviene recordar porque es propia de estas fechas, es la de labrar la finca en una plazo de no más de 30 días a partir de la recolección de la raíz.

 

Compartir