«El consumo de harina se multiplicó por cuatro», así lo ha anunciado este jueves el ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación, Luis Planas, durante su intervención en el Congreso de los Diputados, en la que ha facilitado datos sobre las siete semanas transcurridas entre el 9 de marzo y el 26 de abril, como anota efeagro.com.

Planas ha explicado que el gasto en este período ha pasado de 8.600 millones de euros en 2019 a 11.100 millones este año, un incremento de 2.500 millones de euros vinculado con el cierre de la hostelería y un trasvase de una parte del consumo que se hacía en bares y restaurantes al hogar.

En volumen, la subida ha sido del entorno del 20 %, ya que los españoles compraron 4,5 millones de toneladas de alimentos y bebidas, un millón más que en las mismas siete semanas del año anterior.

Planas ha calificado estos aumentos de “bastante notables” y ha recordado que tanto en la semana previa a que se decretara el estado de alarma (14 de marzo) como en los días posteriores se detectó que los consumidores hacían compras masivas dirigidas a llenar la despensa ante el temor de que se produjera desabastecimiento.

El ministro ha señalado que en esos primeros momentos los hogares acumularon productos básicos como pasta, arroz y aceite, y una vez comprobado que los supermercados mantenían el suministro con normalidad, ya cambiaron sus pautas de consumo.

De hecho, desde entonces se ha registrado una mayor apuesta por los frescos, y muy especialmente la categoría de frutas y hortalizas.

Compartir