El sector de la maquinaria agrícola sigue en activo para atender las necesidades de la agricultura, pero no es tampoco ajeno a lo que supone el estado de alarma. Según los datos -que recoge campocyl.es-, de la Asociación Nacional de Maquinaria Agropecuaria, Forestal y de Espacios Verdes (Ansemat): “El mercado ha caído aproximadamente un 50% (todos los vehículos agrícolas), y este porcentaje coincide con la media de valoraciones de las empresas (fabricantes, importadores y concesionarios), aunque obviamente hay diferencias en función del tipo de empresa y el producto que comercializa. Los imprescindibles para realizar las tareas que exigen los cultivos en este momento tendrán caídas más suaves”.

Días antes de la declaración del estado de alarma, el mercado de maquinaria agrícola empezó de frenarse por la incertidumbre reinante en ese momento, así que la publicación del Real Decreto 463/2020, el pasado 14 de marzo trajo consigo una parada automática del mercado.“Lo que interesa ahora mismo es que el sector se ha visto respaldado por el Gobierno y, sobre todo, por la sociedad en su conjunto, y eso hace que las previsiones para el resto del año sean más esperanzadoras, dentro de la gravedad de la situación”, confía Ignacio Ruiz, secretario general de Ansemat, que considera que “es pronto aún” para hacer una valoración económica.

Según los datos de matriculaciones de la Dirección General de Tráfico, todos los tipos de vehículos agrícolas están en condiciones muy similares en lo que respecta a variaciones interanuales. Con estos datos agregados no es posible hacer de momento un análisis más detallado, y habrá que esperar a la publicación de los datos del Registro Oficial de Maquinaria Agrícola, aunque se puede estimar que los equipos más afectados van a ser aquellos que no se encuentran en campaña y su utilización no es urgente en estos días.

Compartir