La consejera de Agricultura y Ganadería de la Junta de Castilla y León, Milagros Marcos, reconoció esta semana acerca de la Política Agraria Común que se anuncia para 2020 que  “si la PAC es una política estratégica para Bruselas, debe estar bien financiada”, además de mostrar su preocupación por los escenarios que se anuncian desde Europa de posibles recortes presupuestarios y asegurando que el conjunto de la sociedad debe entender que no se puede pedir cada vez más requisitos medioambientales, de seguridad alimentaria, etcétera y luego apoyar cada vez con menos fondos al sector.

Carlos Cabanas, secretario general del Ministerio de Agricultura, ha afirmado también esta semana que es muy complicado que la nueva PAC entre en vigor antes del 2022-2023 por lo que es muy posible que los primeros años de la década de los 20 “trabajemos con la Política Agraria antigua pero con el presupuesto que ahora se apruebe. Isabel García Tejerina está negociando una PAC bien financiada, con un presupuesto fuerte e incluso el propio Mariano Rajoy ha asegurado que si para lograr esa Política Agraria fuerte es necesario incrementar el presupuesto trabajará para lograrlo. Estamos especialmente preocupados por el desarrollo de esos planes estratégicos, ante las diferencias que pueden plantear las comunidades autónomas y nos mantenemos firmes en la defensa del agricultor activo”.

Fuente principal: agronewscastillayleon.com

Compartir