El ministro de Agricultura, Luis Planas, ha pedido a Bruselas que se adopten cambios significativos en la flexibilización de los reglamentos de aplicación de la PAC, para que los agricultores y ganaderos «no se vean perjudicados doblemente por la crisis sanitaria». Advierte que, en muchos casos, la situación actual impediría el pago de las ayudas de la PAC, si se tiene que cumplir toda la normativa establecida para un año normal. «Muchos agricultores, ganaderos y empresas agroalimentarias -explica-, no podrán cumplir con los requisitos y compromisos, al ralentizarse o incluso detenerse la actividad económica ordinaria», por lo que reclama que, excepcionalmente, no se tengan en cuenta exigencias que no se pueden cumplimentar.

Compartir