Atendiendo la demanda de ASAJA, Adif protegerá con vallado de refuerzo las líneas de alta velocidad para evitar que estas zonas actúen como reservorio en la plaga de conejos.

Adif ha licitado la instalación de más de 450 kilómetros de vallado de refuerzo en las líneas de alta velocidad para proteger la infraestructura frente a la entrada del conejo de monte por un importe. La instalación de este vallado fue uno de los compromisos que asumió Adif en su reunión con ASAJA el pasado mes de mayo, a la que asistió el presidente de la organización, Pedro Barato, acompañado de los máximos responsables en Castilla y León, Castilla La Mancha, Navarra y Madrid. Para la organización, es fundamental evitar que los conejos campen por las vías férreas, ya que esa libertad imposibilita cualquier tipo de control de la plaga en las tierras colindantes.

El contrato, que tiene un plazo de ejecución de 18 meses, abarca la instalación de 467.561 metros, que se sumarán a los más de 150.000 metros ya construidos por Adif en diversos puntos de Castilla-La Mancha y Castilla y León. En total, se ha presupuestado 3,6 millones de euros para esta medida.

Se va actuar en cuatro líneas en el país, y dos de ellas atraviesan Castilla y León: Eje Norte (LAV Madrid-Valladolid; LAV Medina del Campo-Zamora y LAV Valladolid-León), y Eje Noreste (LAV Madrid-Barcelona-Frontera francesa).

Según señala Adif, esta solución, que consiste en reforzar la parte inferior del cerramiento perimental de la plataforma, es “económica y fácil de ejecutar” y se implementa en todas las líneas de alta velocidad desde hace varios años “con buenos resultados”.

Compartir